¡Visualización óptima de este blog con una resolución de pantalla de 1280 x 1024!

Páginas

LA FRASE

"Los españoles pertenecemos a la categoría de colectivos a los que tradicional e históricamente preocupó mucho más la diferencia de clases y la injusticia socialque las libertades individuales.

Se perdona mal a los ricos y empresarios la ostentación y el agravio, mientras que los funcionarios públicos pueden difundir secretos, realizar escuchas, propagar infamias y otras mil maneras pergeñadas para el abuso del poder."

jueves, junio 14, 2007

De la Vega es "la otra", si ¿y qué?

Polémica del día, estúpida, pero demostrativa de los males que acechan nuestra sociedad y política. Unas declaraciones de Mariano Rajoy, realizadas off the record (no entro en el tema de la privacidad de la conversación) en un descanso durante la entrevista del martes en La Mañana de COPE, y que habían sido captadas por la Agencia EFE y distribuidas por esta al resto de los medios, según el Presidente de la entidad, Alex Grijelmo, debido a un error. TeleMadrid niega haberlas, pero el caso es que la Cuatro y la Sexta las emitieron. Gabilondo (ese gran periodista) aprovecho para convertirlas en objeto de uno de sus sesudos análisis públicos, que ya a nadie importan en este pasi. Anuncia el señor Grijelmo que habrá una investigación sobre la filtración, pero al mismo tiempo dice que esta ha sido fruto de un error humano (¿de qué humano en concreto?), así que ya podemos imaginar que la misma quedara en nada. Dice también que hay que entenderlo, que esto se ha producido en un medio que recibe o procesa 3000 informaciones diarias. No se si ese numero es cierto, pero no estamos ante un medio cualquiera (se trata de la agencia pública de noticias) y el daño a su imagen es grave. También es casualidad que el protagonista del error sea el líder de la oposición en un momento tan delicado de sus relaciones con el Gobierno a propósito del fin de la pantomima… digo, tregua/alto el fuego de la ETA. Si tuviera vergüenza, señor Grijelmo, sencillamente, dimitiría de su cargo.

El asunto llega, por la tarde, al Congreso. La vicepresidente De la Vega se ha molestado porque en esas declaraciones Rajoy la llama la otra. Salvo que a De la Vega le preocupe la mala interpretación del calificativo que pueda hacer Doña Sonsoles, esposa de “a nuestro pesar” Presidente del Gobierno, (y no creo que por allí vaya la cosa) su rabieta es absurda. Ella es la otra, como Zapatero es el otro. Solo la miopía progresista puede ver misoginia en esa forma de expresión. Ya puestos, en su cruzada dialéctica podría solicitar a Cuatro la retirada de la serie HOUSE, allí si que se muestra con simpatía a un medico misógino con el resultado de haberlo elevado a la altura de icono mundial (bueno, es cierto que se trata del único programa de Cuatro que tiene una audiencia destacable, entiendo que no lo hace en sacrificio por un bien superior, es decir, por el bien de Don Jesús de Polanco). No obstante, parece que el Gobierno busca argumentos en la mas mínima tonteria para echarle la culpa al PP de todo lo malo que pase en España y el mundo.

La ideología gili-progre-femi-nazi es así de cursi, ignorante, falsa e hipócrita. Llevan siglos buscando supuestas discriminaciones sexuales en el lenguaje (y otros cientos de sitios comunes), y como fracasó el intento de un idioma universal y neutro (se acuerdan del esperanto, que ya solo sobrevive en la Wikipedia sin que nadie se explique el cómo ni el por qué), ahora, nos bombardean con el “esperpento”, es decir, ese lenguaje trufado de “ellas y ellos” y demas atajos antisexistas, y porque aún no han dado con la forma de expresar el tercer (y cuarto sexo), para el que yo propongo “el elle”. (Y hablando de Elle, ¿cuando este feminista e igualitarista Gobierno que nos desgobierna acabará con la injusticia histórica que supone la discriminación sufrida por las lectoras y lectores de las revistas competidoras de Vogue -Elle y Marie-Claire- otorgándoles un idéntico posado de ministras?)

No, el lenguaje no es un constructo desarrollado para agredir a las mujeres, para eso, lo vemos día si, día no, no hace falta el lenguaje. Tío, tía, el otro, la otra…, son expresiones vulgares, y el lenguaje vulgar puede ser eso, vulgar, pero no deja de ser lenguaje, igual que el culto y refinado que usa nuestra Vicepresidente/a. Es producto de la acción humana (que es social), de la economía expresiva y de la costumbre, y si cumple con su finalidad, que es la de comunicar información, es tan valido como cualquier otro. ¿No existe un movimiento social muy fuerte que revindica aquello de “Hijo de puta, hay que decirlo mas” por la fuerte carga expresiva de esta palabra en distintos contextos? En conclusion, si, ella es la otra, ¿y qué?

En fin, a De la Vega le preocupa mucho como se expresa Rajoy cuando no lo hace institucional y oficialmente. Debería antes mirar en su propio gabinete, donde habita un sujeto que cada vez que abre la boca comete un nuevo crimen contra el buen gusto, las formas y el respeto debido al genero humano, y ese es el zafio y maleducado Fernández Bermejo, sujeto que ha sumergido al Ministerio de Justicia (nada mas y nada menos) en las aguas ponzoñosas de la vulgaridad extrema.

Barra en casa propia señora De la Vega. ¿O también es esta una expresión sexista?

martes, junio 05, 2007

Nota de Zapatero sobre el comunicado de ETA

He perdido un preciosos minutos de mi tiempo para comentar brevemente la también breve nota que nuestro Presidente del Gobierno ha tenido a bien leer a la nación española (que él reconoce no saber si existe):

ETA ha dado por finalizado el alto el fuego permanente abierto por ella misma en marzo de 2006.

Comienza Zapatero con una falsedad, el alto el fuego permanente fue abierto (ahora ya lo sabemos) con el beneplacito de Zapatero quién desde 5 años antes (incluso cuando estaba en la oposición y proponía pactos contra ETA y el nacionalismo) venia manteniendo reuniones con la banda, a través del PSE de Euskadi, con vistas a obtener esta tregua “pactada” y no un "alto el fuego unilateral" como quiere hacernos creer.

Es un periodo que ya había roto, de hecho, con el atentado cometido en la Terminal de Barajas el pasado mes de diciembre que costó la vida de dos ciudadanos ecuatorianos.

Joder, ya era hora de que lo dijera.

Hoy ETA ha tomado la misma decisión que otras veces en el pasado y ahora, como entonces, ETA vuelve a equivocarse.

Pues no, no es como en el pasado, porque ningún Gobierno antes había pactado las condiciones de una tregua con ETA ni las había incumplido, Zapatero es tan responsable del alto el fuego como de su ruptura, ahora y el 31 de diciembre. Aznar por ejemplo no fue responsable ni de la tregua que le toco vivir ni de la ruptura de la misma. Quien se ha equivocado no es ETA, es usted.

La respuesta a esta nueva equivocación será la que siempre han dado los gobiernos de España, las fuerzas democráticas y la sociedad en su conjunto. Una respuesta anclada en la defensa común de los valores e instituciones democráticas, en la estricta aplicación del Estado de Derecho, en la eficacia de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado y la cooperación internacional.

Esta por ver, pero faltaría menos. Lo asombroso es que no haya nada de esto entre Enero y Mayo de 2007 cuando, según sus propias palabras, ya estaba roto el alto el fuego. Que incoherencia.

Somos un país fuerte.

Falso. Institucional y orgánicamente lo somos mucho menos que hace 3 años. Y en lo internacional no pintamos un pimiento.

La sociedad española ha mostrado a través de un periodo ya muy largo que su dolor no debilita su fortaleza, que el sufrimiento no merma su determinación. Lo mostrará ahora de nuevo sin ceder a ninguna de las amenazas o los desafíos a los que se le quiere someter.

También es falso. No hay nada mas contrario a la naturaleza humana que el masoquismo compulsivo. La gente no esta dispueta, por lo general, a sufrir en la defensa de valores superiores a su vida e integridad física. El dolor permanente no te hace fuerte, te destruye si no esta acompañado por unas convicciones igualmente fuertes, de ahí que muchos españoles se hayan dejado tomar el pelo -y lo seguirán haciendo- por su persona.

La decisión de ETA va radicalmente en la dirección contraria al camino que desean la sociedad vasca y española. El de la paz.

Y dale con la paz ¿Qué paz, la suya, la de mi vecino, la del perro, la del cementerio? Desde que usted gobierna no se sabe hacia donde quiere ir nada ni nadie, su gobierno ha sido el de la confusión perpetua y no el de la paz perpetua.

Un camino que sólo tiene un final. El del abandono definitivo de las armas, que sólo puede iniciarse y recorrerse con la renuncia completa a la violencia.

Ese fue su problema señor Zapatero que pensó en el final (el abandono de las armas) como algo lejano y se olvido del inicio: la renuncia al uso de la violencia, algo que no hizo la ETA en estos meses repletos de amenazas, extorsiones, terrorismo callejero, rearme, 3 muertos, etc.

Quiero dirigirme singularmente a los ciudadanos vascos. He realizado todos los esfuerzos posibles para alcanzar la paz y abrir un marco de convivencia para todos en el que pudiesen defenderse democráticamente todas las opciones y que supere todo enfrentamiento.

Llamar “esfuerzos” a la cesión continua al chantaje terrorista o es una broma de mal gusto o es sintoma de una hemiplejia moral grave. Yo NO quiero esos esfuerzos, que solo han desprestigiado los poderes del Estado, desde el Parlamento al Ejecutivo y la Fiscalía pasando por la Administración de Justicia. Y ¿a qué todos se refiere con eso de poder defender todas las opciones?, ¿incluye a los demócratas vascos? Y ¿que es eso de superar todo enfrentamiento? Pero que cojones de enfrentamiento. ¿Es que Savater les tira ediciones en rustica de su Ética para Amador a los abertzales? ¿Agreden los miembros del Foro de Ermua con sus partes las piernas de los partidarios nacionalistas? ¿Son el cáncer de Maria San Gil o la melena rubia de Rosa Diez provocaciones a las esencias de la raza vasca?

Sé que la mayoría de los ciudadanos vascos conocen la autenticidad del esfuerzo que el Gobierno ha realizado y quiero reafirmar que mi mayor esperanza radica en la profunda voluntad de la mayoría de la sociedad vasca y española de vivir en paz y en libertad.

Todo en usted son convicciones personales, que constantemente son negadas por la realidad y la Razón. Señor Zapatero, la voluntad sin creencias no es nada, es mero voluntarismo. La Paz y la Libertad no son estadios finales si no puntos de partida para cualquier sociedad civil y comunidad política. A ver si abandonamos la concepción hobbesiana del poder político.

El futuro de los vascos depende y dependerá de ellos mismos en el marco de la ley y la democracia.

Los vascos y los ESPAÑOLES. Quite el chic de la autodeterminación. Y la democracia en el País Vasco ¿para cuando?

Nunca dependerá de la violencia terrorista.

¿Cómo el caso de De Juana Chaos, alias “lo soltamos porque si no nos ponen un muerto en la mesa de negociaciones”?

Hoy quiero asegurar que el Gobierno, con la fuerza de la ley y el estado de derecho, pone y pondrá todos los medios para la defensa de la convivencia, de la libertad y de la seguridad de todos los ciudadanos.

Faltaría menos. Pero sobre todo garantizar la convivencia, la libertad y la seguridad para los ciudadanos DEMOCRATAS.

Agradezco a los grupos políticos que han dado un respaldo incondicional al Gobierno su compromiso en este periodo.

Eso, pinchando al Partido Popular, muy oportuno el momento escogido. Que sinvergonzonería.

Es un agradecimiento que tengo especialmente con todos los ciudadanos que me han hecho llegar su apoyo y confianza.

Ay, ay, ay, peloteo de saldo, que empezamos a ver el futuro electoral “muuuu” negro.

Tengo la esperanza de que ante el anuncio de ETA ese respaldo de los grupos políticos sea unánime. Me esforzaré para lograrlo porque eso es lo que quiere la mayoría de los españoles y lo que necesita la mayoría de nuestro pueblo.

¿Y el anuncio de alto el fuego de hace un año? ¿No merecía el mismo esfuerzo de unidad, pongamos, para que Rajoy hubiera estado a su lado en tan importante oportunidad para la paz? Que desfachatez.

La fuerza de la democracia y la palabra siempre derrotará al delirio totalitario.

O no, vaya usted a saber. Si la fuerza de la democracia es la de la ley si, puede que si, si es solo la de la palabra, vamos dados. En cualquier caso hay que intentar DERROTAR, no convencer, a los terroristas, ninguna nación merece existir si no entiende esto. Es por eso por lo que luchamos algunos...con la palabra.

Estoy seguro de que algún día esta consideración se impondrá incluso a quienes hoy vuelven a amenazarnos a todos.

Pues tampoco. Y que manía la de ir de perdonavidas, los etarras no son niños, son personas adultas y plenamente responsables de sus ideas y actos, no los trate como si tuvieran un problema de inmadurez intelectual (ese si acaso es el suyo) o de falta de iluminación espiritual (que a usted le sobra).

Mantener la violencia sólo provocará dolor.

Pues a ellos les produce un gustirrinín... Brindan con champam y todo.

Un dolor que durará lo que la ley, la democracia y la libertad tarden en acabar con la violencia.

Usted ha retrocedido en esto al año 1998. Oiga, valioso legado.

Pero estoy convencido de que más bien pronto que tarde la sociedad española conquistará definitivamente la paz. Me empeñaré en que esa paz se alcance cuanto antes".

Ídem, lo dicho más arriba. En paz nos quedaremos todos cuando se vaya de la Moncloa, de la política y, vaya usted a saber, si hasta del país. A todo esto ¿va a dimitir?

viernes, junio 01, 2007

El filósofo Marina y objeción de conciencia de Blanca

José Antonio Marina, filosofo español, al que alguna vez me he referido en este blog, ha hecho unas declaraciones en relacion a la objeción de conciencia planteada por una alumna madrileña de 1º de Bachillerato, Blanca María Díez Ponce, en contra de la asignatura de Educación para la Ciudadanía -transformada en Educación en Valores (estos matices son importantes)- en las que dice dudar de la “capacidad jurídica” de la susodicha para tal acción objetora. Marina no es jurista, por eso no le afeo la falta de precisión en los conceptos, pero me parece, cuanto menos, curioso el razonamiento de quien pasa por ser uno de los mayores defensores de una asignatura de civismo en la educación pública española.

Opone, Marina, que el derecho de los padres a determinar la educación de sus hijos no es un derecho absoluto. Nadie en su sano juicio cree que existan derechos absolutos, todos entran en contradicción en algún momento con otros derechos. Solo ciertas doctrinas filosóficas (esencialmente el socialismo y cierta clase de liberalismo progresista) creen poder alcanzar un estadio perfecto donde la humanidad abandone sus conflictos sociales y la felicidad y la paz reinen por doquier. Zapatero, por ejemplo, es un absolutista del derecho a la vida, como ha demostrado en el caso del terrorista De Juana Chaos, y no ve conflicto alguno el mandarlo a casa burlándose del derecho, la ley y la justicia, por ese orden. El resto de mortales nos conformamos con hacer de la sociedad algo un poquito mas justo o por lo menos evitar que los mayores logros de nuestros antepasados no acaben en el basurero de la Historia. Nadie que se haya opuesto a la Educación para la ciudadanía creería, pues, que los padres tienen total e incondicional poder sobre sus hijos, tampoco que lo tenga el Estado o la Sociedad como parece insinuar Marina.

Lo cierto es que los padres de Blanca han tenido poco que ver en una decisión que parece revestir un matiz absolutamente personal. Esta chica, de forma directa, sin la mediación paterna, ha dicho que estudie su puñetera madre la mentada Educación en Valores, que ella elegirá sus valores por si misma y que -dado lo que se va conociendo sobre el ¿engendro?- ni siquiera le va a servir de guía o apoyo en dicha búsqueda. O sea, no objetan los padres en nombre de su hija -en el caso de que esta no estuviera capacitada para decidir- si no la propia alumna frente al Estado. Claro que cuando hablamos de la capacidad de Blanca para objetar nos referimos a la capacidad de obrar, la única que puede ser asumida por otros, no la capacidad jurídica. Algo muy básico del derecho es que todo ser humano por hecho de serlo posee capacidad jurídica, es decir, capacidad para ser sujeto de derechos y deberes, esto es así como que incluso a un feto, el llamado “nasciturus”, y a pesar de no ser una persona en sentido jurídico, se le reconoce dicha capacidad en todo aquello que le beneficie (herencia, filiación,…). Aclarado esto, a lo mejor Marina duda que una niña de ¡¡¡16 AÑOS!!! Tenga capacidad de obrar sus derechos y pueda decidir por si sola sobre esta cuestión. Yo en cambio estoy convencido de que a esa edad se puede tomar una decisión de este tipo, y en todo caso será un juez -y no él ni yo- quien valore su grado de madurez (lo que puede hace valer la capacidad de obrar de un menor en cada caso concreto). Me dirán que la mayoría de edad esta en los 18, pero yo les digo que existen excepciones de todo tipo y por razones muy variadas en nuestro ordenamiento y la libertad de conciencia me parece que es una. ¿Considera Marina que ni la madurez de Blanca ni los derechos fundamentales –inalienables- que esta posee y que no pueden ser usurpados ni por el Estado, ni por sus padres (los motivos los explica muy bien Locke en los 9 primeros capítulos de su Segundo Tratado sobre el Gobierno Civil) no son base suficiente para que esta pueda objetar?

No me sorprende, sin embargo, todo el debate en torno a la objeción de conciencia frente a esta asignatura. Los dos principios sobre los que se asiento el Estado de 1978: Democracia y Libertad ideológica y religiosa (de conciencia, al fin y al cabo) han sido, con los años, progresivamente abandonados y sustituidos por un cursi paternalismo y un feo Estado Burocrático de Derecho (vamos, el miedo de Tocqueville y Stuart Mill). Repasando la ley de educación de los socialistas encontramos que el Gobierno se ha negado a reconocer la objeción de conciencia en esta materia. La jugada tiene un claro propósito, desde finales de los años 80 la jurisprudencia del Tribunal Constitucional no reconoce que exista un derecho genérico a la Objeción de conciencia contenido en nuestra Constitución, sino que este solo se puede ejercer en la medida que una ley lo regule para cada caso concreto (lo que equivale a decir que no existe como tal derecho fundamental). Yo personalmente no estoy de acuerdo con esta jurisprudencia, pero es lo que hay, así que el caso acabará llegando al TC y, a menos que este cambie su doctrina, me temo que obligará a Blanca a estudiar dicha asignatura.

Para paliar este efecto perverso del sistema, Esperanza Aguirre anuncio durante las elecciones que introducirá en la Comunidad Autónoma de Madrid la posibilidad de convalidar las horas de esta asignatura por trabajos de voluntariado. Sería una solución aceptable pero choca igualmente con la Constitución en tanto la regulación básica –y esta lo es- de los derechos fundamentales debe hacerla el Estado Central. Aún así, el TC tiene la ultima palabra sobre si cabe interpretar aquí la posibilidad de una objeción de conciencia, por eso, el gobierno ya intento en la LOE presentar argumentos a su favor negando la equiparación de esta con la asignatura de Religión, que ahora no es obligatoria (haciendo desaparecer el problema de la objeción de conciencia respecto a esta).

El dilema no esta en si Blanca con 16 años tiene o no capacidad jurídica para objetar, que de acuerdo a la Teoría General del Derecho la tendría, sino si la tenemos todos nosotros, incluido Marina, para negarnos a ser adoctrinados por el Estado, lo que supone debatir sobre el tipo de Estado en que vivimos y queremos. ¿Hablamos de una Democracia liberal o una Democracia Popular (no del PP, sino de las del Este del Telón de Acero)? Eso si, lo primero que necesitamos para resolver todos los problemas causados (incluido este de la Educación) por el irresponsable, absurdo y cuasi-criminal Gobierno socialista es que los españoles muevan el culo de su asiento y vayan a votar masivamente en las próximas elecciones generales para que Zapatero y su trouppe salgan del poder. Eso, es imprescindible.

Por ahora habremos de conformarnos con dar las gracias a Blanca por su “acción en defensa de las libertades civiles” que dirían en los USA, aquí, en defensa de la libertad.