¡Visualización óptima de este blog con una resolución de pantalla de 1280 x 1024!

Páginas

LA FRASE

"Los españoles pertenecemos a la categoría de colectivos a los que tradicional e históricamente preocupó mucho más la diferencia de clases y la injusticia socialque las libertades individuales.

Se perdona mal a los ricos y empresarios la ostentación y el agravio, mientras que los funcionarios públicos pueden difundir secretos, realizar escuchas, propagar infamias y otras mil maneras pergeñadas para el abuso del poder."

viernes, agosto 25, 2006

La irracionalidad de las políticas públicas progresistas

He de confesar la profunda impresión que me ha producido conocer que los responsables del sistema MEDICARE del gobierno Federal de los EEUU estaban financiando la viagra por todo el país, convencidos de que la disfunción eréctil es una problema o enfermedad (¿?) grave, y la distribución entre los ancianos estadounidenses de la “pastillita azul”, por tanto, una necesidad medica de primer orden.

No menos sorprendente es la respuesta recibida sobre el asunto por el periodista JHON STOSSEL durante un debate televisivo de parte de un medico, así reproduce la conversación en su artículo para LIBERTAD DIGITAL:

BlockquoteLa disfunción eréctil no es divertida, es una enfermedad", decía el doctor STEVEN LAMB, que aparece con frecuencia en la cadena ABC. "Es necesario tratarla y es necesario pagar por ella". Se las hice pasar canutas con eso. "¿El sexo es ahora un derecho gubernamental? ¿Alguna vez piensa usted en el presupuesto? ¿Lo que paga el contribuyente?". "Se nos instruye para ser defensores del paciente", decía. "Yo no tengo en cuenta el coste".
A parte de la antitética respuesta del doctor (es increíble que a un profesional medico no le preocupe que se destinen millones a la disfunción eréctil cuando existen muchas otras enfermedades mas graves a las que destinar ese presupuesto, ¿debería preocuparle? ¿o no? o le dice a sus pacientes: “disculpe, pero el medicamento que le puede salvar la vida no esta cubierto, pero si tiene problemas con el “soldadito” ahora mismo le extiendo una receta) y del problema concreto que apunta STOSSEL del gasto publico en Sanidad, quisiera hacer una reflexión personal sobre la superioridad racional que anida en los burócratas, sobre todo “progresistas”, cuando de justificar políticas publicas se trata. Según ellos, sus políticas públicas, en cualquier ámbito, siempre están guiadas por criterios racionales, ilustrados. Que existe un problema, nosotros tenemos la solución. No importa que el 99% de las veces tal problema no exista, directamente se lo inventan (por ejemplo, la libertad de información en Internet que ha de ser regulada mediante carnet profesional) y para el 1% real restante la solución adoptada esta, por lo general, mal implementada. Lo ideal desde un punto de vista liberal es que el gobierno no hiciera nada, pero puestas a hacer algo, hacerlo bien, apoyándose en datos objetivos y no en meras elucubraciones pseudos-racionalistas, totalmente ideologizadas o directamente despegadas de la realidad.

En España ya experimentamos la paranoia y cuento “progresista” con el mal llamado MEDICAMENTAZO, programa, bastante moderado, del Gobierno del Partido Popular para sacar de la Seguridad Social medicamentos con marca, mas caros e igualmente eficaces que los genéricos, mucho mas baratos. La Junta de Andalucía planto cara al Gobierno y financió los medicamentos excluidos, el varapalo para las arcas públicas andaluzas fue inmenso, hasta que, no se sabe muy bien porque (¿deuda histórica?), el gobierno central le inyecto, si no me falla la memoria, 300.000 millones de euros. Pero esto es ya otra historia. Me interesa destacar como la medida de la Junta no se apoyó en ningún estudio técnico, cosa que si hizo la del Gobierno Popular. El socialismo es así.

Puestos a financiar cosas, el PSOE de ZAPATERO se lanzo a una campaña populista donde se anunciaba que financiaría las operaciones de cambio de sexo a transexuales (suponemos que no a cualquiera). Aunque me caerán piedras encima por ello, no considero tal medida mala, ni el gasto será especialmente considerable y el problema es bastante grave para la vida de estas personas. Sin embargo, nuevamente no esta nada claro como puñetas va el Gobierno Central a gestionar esto, ¿solo lo financiara o también supervisara el proceso medico, estando como esta en manos de las Comunidades Autónomas la gestión de los hospitales? Se les va a pagar a estos sujetos simplemente la operación o también el tratamiento complementario, sobre todo la atención psicológica, si así fuera entonces ¿no entraríamos en la arbitrariedad?, ¿por qué al resto de ciudadanos españoles no les cubre la atención psicológica la Seguridad Social? Preguntas todas ellas que el Gobierno no ha respondido.

Abandonando el tema medico, pero sin salirnos del sexo, la sexualidad y demás correlacionados (temas todos ellos que el Gobierno socialista a tratado con una banalidad y frivolidad absolutas), la legalización del matrimonio homosexual (o la destrucción del contrato civil de matrimonio como yo la considero) incorporo la posibilidad de que estas parejas pudieran adoptar. Nuevamente, el Gobierno de RODRIGUEZ ZAPATERO se apoyo en una supuesta “demanda social” que solo él puede interpretar cual vulgar adivino. Lo cierto es que al prescindirse de una ley de parejas de hecho y su correspondiente periodo de adaptación, la decisión política de abrir el sistema de adopción a las parejas del mismo sexo añade a su ya de por si escasa fundamentación conceptual y natural una total ilegitimación fáctica y racional, pues NI UN SOLO ESTUDIO DE CAMPO, NI PUBLICO NI PRIVADO, NI OFICIAL NI IDEDEPENDIENTE, ha sido realizado en España sobre los hábitos, costumbres, frecuencia y estabilidad –las características, en definitiva- de este tipo de uniones, con la finalidad de evaluar las condiciones objetivas presentes para la crianza de un menor de edad.[*] Imposible, pensara usted, pues no, es totalmente cierto, nada hay. Y ¿de donde se ha sacado el Gobierno la idoneidad de estas parejas para la función primaria del género humano? Pues de la gorra o en su defecto del peluquín de RUBALCABA. Que no usa peluquín, pues peor me lo pone.

La “democracia avanzada” zapateril es una pantomima, eso lo vemos todos los que queremos verlo. Es una lastima que aquello que los ilustrados del XVIII llamaban “el gobierno de la (suprema) razón” se haya convertido en esta catarsis de socialismo buenil, iletrado y anticientífico (tal como entendía WEBER el papel del científico social). Lo siguiente es la extensión del voto a la carpa de río, no sea que sus derechos se vean perjudicados por un futuro trasvase del EBRO.

_________________

[*] Quienes hemos tenido la oportunidad, tiempo y ganas de leer la Exposición de Motivos de la “Ley sobre Uniones de personas del mismo sexo” hemos encontrado en ella una ausencia total de motivaciones fácticas. No menos vergonzosa para la inteligencia fue la audiencia en el Congreso a especialistas (¿?) médicos y que solo sirvió para que una serie de señores expresaran sus opiniones particulares sobre la homosexualidad sin apoyo científico alguno, lo que acarreo la frivolización y manipulación del debate ante la opinión publica por los medios de comunicación tradicionales. En mi opinión es un absurdo centrar el debate en la naturaleza u origen de la homosexualidad cuando de lo que se trata es de valorar una ley cuyo objeto no es sentar la verdad científica ni la moral, sino asegurar el orden social y la seguridad jurídica en los derechos, cosa que no garantiza esta ley.

3 comentarios:

Libertymad dijo...

Si quieres asustarte, no te pierdas la página de la fundación alternativas y sus estudios de progreso.
www.falternativas.org

Libertymad dijo...

Perdona de nuevo. Lo que dices sobre el matrimonio gay es absolutamente cierto. Cuando leí la Exposición de Motivos apenas daba crédito al texto. Es como si todas las precauciones de los conservadores, que uno rechazaba por exageradas, fueran ciertas. No se pudo haber hecho peor.

Alberto Neira dijo...

Pues imaginate como me quede yo, que estudio Derecho, al leer la dichosa Exposicion... pero bueno, es tonica casi general en todas las leyes desde hace años.

Respecto a las criticas al matrimonio gay desde el liberalismo, ciertamente, es necesario matizar mucho (para no caer en una argumentacion en exceso conservadora), no obstante, lo han puesto relativamente facil tanto por la forma como por el fondo de la reforma.

Por otro lado, detras de estos tipos que nos gobiernan hay una constelacion de juristas y politologos "progresistas" que da miedo, y lo peor es que tienen metida mano en la universidad publica que a veces da expanto.