¡Visualización óptima de este blog con una resolución de pantalla de 1280 x 1024!

Páginas

LA FRASE

"Los españoles pertenecemos a la categoría de colectivos a los que tradicional e históricamente preocupó mucho más la diferencia de clases y la injusticia socialque las libertades individuales.

Se perdona mal a los ricos y empresarios la ostentación y el agravio, mientras que los funcionarios públicos pueden difundir secretos, realizar escuchas, propagar infamias y otras mil maneras pergeñadas para el abuso del poder."

lunes, noviembre 06, 2006

Resultados en Cataluña (y III): perdedora, la gobernabilidad

El otro día señalabamos como ganador de las elecciones a la abstención. El gran perdedor ha resultado ser la gobernabilidad de Cataluña y de España.

Por suerte, antes de publicar esta tercera entrega de mi análisis de los resultados, ha quedado despejada la incógnita sobre el nuevo gobierno autonómico y parece que el tripartito se repetirá, aunque sin Maragall, con todo, éste tenía cogida la cintura a ERC mientras que las dotes de liderazgo de Montilla están, aun por demostrar, a ver como maneja a un socio tan complicado como Carod Rovira, quien será su vice (otro detalle de la chapucería del nuevo Estatuto: no se planteaba la figura de un vicepresidente autonomico y ha habido que crearla por Decreto, ¡viva el principio de legalidad!).

Por su parte, CIU se queda como principal partido de la oposicion que no es tal. Debe aceptar una realidad, no va a gobernar en Cataluña en mucho tiempo, y el lider convergente, Artur Mas, es probable que nunca se siente en el sillón presidencial de la Generalitat al ritmo de desgaste politico que lleva. CIU es un partido demasiado conservador -en el peor sentido de la palabra- y lo tiene todo perdido en lo tocante a la carrera del “progreso”, que es la ideología dominante. Además, a nacionalismo le ganan por kilómetros Carod, Tarda y cia. y éstos no sienten la menor tentación de compartir el estrellato nacionalista, en justa venganza por el pacto de ultimo moemento en la tramitcion del Estuto entre Mas y Zapatero. El PSC sigue haciendo lo que le viene en gana, como hasta ahora. Y la alianza con ERC le permite mantenerse en el poder que es lo unico que importa. El unico aliado diponible para CIU era el PP de Pique, que baja, pero Mas mutilo toda posibilidad de acuerdo en un bochornoso espectáculo protagonizado ante prensa y notario. CIU deberá replantear su papel y su acción política si quiere volver a gobernar en Cataluña. Y siempre esta presente el peligro de escision de Unió.

Uno de los grandes defectos del "lío estatuario" que atraviesa España de norte a sur ha sido el alterar las relaciones básicas entre poderes estatales. De una relación Autonomía/Estado central hemos pasado, con el Estatut, a una relación bilateral entre gobiernos independientes (o sea, que de federalismo nada de nada). Lo que antes contaba con cauces jurídicos útiles para la resolución de los conflictos institucionales ahora solo dispone del medio tipico de las relaciones entre Estados independientes, de la diplomacia y no del derecho. De ahi que Zapatero pida "un gobierno que colabore" y que Marragall le recuerde que Cataluña es una nacion y el PSC un partido autonomo.
El proceso de huida de la nación española ha destrozado los conceptos de autonomía y de Estado y convertido a la política española en una pseudo-política internacional. Lo que ayer era un aliado incomodo es hoy un gobierno hostil, así es como Zapatero ha de afrontar sus relaciones con el tripartito ¿Ayuda esto en algo a Cataluña? Yo creo que en nada ¿Y a España? Menos aún. Mientras el Gobierno central no tiene nada que decir en Cataluña, las fuerzas catalanas, tanto en el gobierno (ERC) como en la oposición (CIU), tienen una capacidad desmesurada para influir sobre la política nacional y la llave de su gobernabilidad. Como apuntaba hoy Casimiro Garcia Abadillo en las paginas de El Mundo: o Zapatero es el presidente mas estupido de la historia o tiene un as en la manga para recuperar a CIU en el futuro.

En conclusión, si la ausencia de gobernabilidad fuera ausencia de gobierno no debería preocuparnos un caos político que dejase inoperante a las administraciones publicas. No seria bueno, pero, visto lo visto, seria lo mejor que podía pasarnos a todos. Sin embargo, la ingobernabilidad de una nación es entendida por estos lares como sinónimo de mucho y mal gobierno. A largo plazo hay motivos para la esperanza (la alta abstención, la aparición de Ciudadanos,...), pero a corto plazo el panorama no es nada alagueño. Por eso, lo que no puede y no debe hacer el PP, tanto en Cataluña como en el resto de España, es andarse con medias tintas y soluciones de compromiso.

Terrorismo climático

El clima mata. Ese el descubrimiento o la revelación que ha tenido el más insigne progresista de nuestro país. Aquello que desde hace cientos de miles de años ya sabia el ser humano, que el desarrollo y el progreso económico, científico y tecnológico son el fruto de la adaptación y lucha constantes del hombre contra la naturaleza, el clima y la escasez de recursos, Zapatero lo ha comprendido ahora, eso si de forma retorcida, a través de la lectura de los libros de Noam Chomsky y los documentales de Al Gore. El cambio climático es la ultima cruzada en la que se ha embarcado nuestro presidente del gobierno, poco importa que sus causas y futura evolución no estén consensuadas por la comunidad científica o que el Protocolo de Kyoto se haya probado una tomadura de pelo destinada a frenar el autentico progreso humano. Pero se ve que una mentira repetida mil veces, por un progresista, se convierte en verdad.

El progresismo internacional tiene la genuina obsesión de controlarlo todo, de procesarlo, clasificarlo y sentenciarlo para luego, a través del Estado, convertirlo en un nuevo dogma de fe secular ¿Por qué no intentarlo con la naturaleza o el clima? Su cabal inteligencia por supuesto no aceptaría una solución "neocón" o "liberal" (recurrir a la energía nuclear y/o liberalizar totalmente el mercado energético y los recursos naturales) prefieren algo mas del estilo “Alianza de las Civilizaciones” pero en el campo de la meteorología. Pactemos pues los humanos con el clima. A esta alianza la hemos llamado
desarrollo sostenible, una paradoja ideológica para los “progresistas” ya que si al progreso no se le deben poner trabas y el desarrollo (que es una forma de progreso) es insostenible, entonces progreso y desarrollo son incompatibles. Lo cierto es que el único desarrollo insostenible que existe es el de una economía como la española con una inflación, deuda pública y déficit comercial exterior galopantes. Solo una economía libre asegura un desarrollo sostenido porque permite la correcta asignación de los recursos (incluidos los naturales). Pero estas cosas tan basicas no las comprenden. 

En otra operación intelectual típica del pensamiento progresista, el cambio climático mata más que el terrorismo. Vulgo, el cambio climático, es el peor tipo de terrorismo ¿Que cual es la causa del terrorismo climatológico? La acción del hombre, especialmente, la del hombre capitalista que destroza la naturaleza solo para hacer sucio dinero.

Una solución ya la hemos comentado, la basada en la “sostenibilidad”, quimera absurda. Existe otra propuesta dada por los ecologistas más radicales:
la completa desaparición del hombre. Siguiendo la logica de los pacifistas, para quienes la solución para neutralizar la amenaza del terrorismo islámico es la desaparición del occidente cristiano, los seres humanos deberían "extinguirse" para salvar así al planeta tierra. A mi merecuerda al discurso que el agente Smith de Matrix le espeta al pobre de Neo, ese en el que los seres humanos somos vistos como un virus para el mundo, un cáncer que infecta y corroe todo lo que toca, y que ha de ser, convenientemente estirpado. Yo seré el primero en apoyar la medida, siempre y cuando estos econazis dieran ejemplo aplicandosela en primer lugar a ellos mismos.

Más libertad economica es sinonimo de mejor medioambiente. 

sábado, noviembre 04, 2006

Resultados en Cataluña (II): ganadora, la abstención

El ganador de estas elecciones ha sido, sin lugar a dudas, la abstención. No solo ha representado mayor porcentaje que el conseguido por cualquiera de los partidos sino que globalmente alcanza a un 44 % de ciudadanos con derecho a voto. Solo en 1992, cuarto mandato de Jordi Puyol y ultima legislatura en que CIU mantuvo su techo electoral (a partir de entonces solo ha descendido), fue menor la participación con un 54% de votantes y un 46% de abstencionistas.

El nivel de abstención –ó de participación- en unas elecciones puede ser interpretado de muy diversas maneras según sea la situación política del momento, la importancia de la convocatoria o que características tenga el sistema electoral. Lo que resulta llamativo de la alta abstención del martes pasado es el contexto político en que se produce, recién aprobado un Estatuto que supuestamente da mas autogobierno a la región y reafirma su “inequívoca” identidad política en términos nacionalistas. La respuesta de los catalanes no puede haber sido mas fría. El Partlament que debe empezar a aplicar el texto estatutario sale con un muy reducido respaldo popular y mas fraccionado que nunca. A pesar de que, salvo contadas excepciones, el “catalanismo” sigue siendo la supraideología dominante hay la ausencia de un dominio claro de ningún partido, así las alianzas no solo condicionarán los pasos concretos al conjunto del proyecto nacionalista. Mientras tanto poco más de la mitad de los catalanes demuestra interés por este momento “histórico”.

Otra aspecto que podemos señalar y que guarda relación con la abstención es el voto en blanco (considerado una abstención cualificada) que con un promedio del 2% de papeletas es uno de los porcentajes mas altos de la historia electoral española (de 30.437 votos en blanco de las elecciones de 2003 hemos pasado a 60.025 en 2006, es decir, el doble).
La abstención y el voto en blanco por si solos apenas nos indicarían una falta de interés de los catalanes por la política, fácilmente comparable a otros ejemplos en el ámbito regional o nacional tanto de España como del extranjero. Sin embargo, si los unimos a los resultados obtenidos por formaciones como Ciudadanos de Cataluña o el Partido Popular tenemos a la mitad de los catalanes descontentos abiertamente con la trayectoria de sus instituciones en los últimos años, y si suponemos que en el PSC hay una parte de voto cautivo no “catalanista” y que Iniciativa/Els Verds tampoco es teóricamente un partido nacionalista (aunque haya sido parte del tripartito para acceder al poder y sacar adelante sus propuestas) casi 2/3 de los habitantes de Cataluña no se identificarían políticamente con el nacionalismo. En su columna de ayer viernes en El Mundo Casimiro Garcia Abadillo hacia este mismo analisis. Lo que esto significa para el proceso de “construcción nacional” de Cataluña, y sin entrar en lo que a cuestiones de principios y valores se refiere, es una falta de legitimación democrática cada vez mayor.

Avisados quedan los políticos catalanes. El ejercicio de democracia orgánica en cualquier momento puede volverles en contra, sobre todo si la abstención encuentra un cauce para su representación. Estamos ante una generacion de politicos que ha crecido bajo la sombra del puyolismo demasiado tiempo y el recambio generacional esta demasiado cerca como para sentirse tranquilos. Muros más altos han caído. Y hombres.

viernes, noviembre 03, 2006

Resultados en Cataluña (I): la esperanza, Ciudadanos de Cataluña

Si alguna conclusión podemos extraer de los resultados de las elecciones celebradas en Cataluña ayer es que la política no esta muerta. Y no lo esta porque el sistema de partidos ha demostrado que no es un coto cerrado solo para las formaciones tradicionales y que la reforma de las ideologías e identidad nacionales no ha de gestarse dentro de esas mismas formaciones (los partidos políticos son un fruto histórico de la libertad de asociación y mientras esta exista, los partidos no pueden ser ajenas a ella). Que un partido, Ciudadanos de Cataluña-Partido por la Ciudadania, creado apenas hace 3 meses, sin apoyo institucional alguno, con el silencio cómplice de los medios de comunicación durante la precampaña y la campaña y un programa que impacta directamente en la línea de flotación del nacionalismo catalán haya conseguido 3 diputados (89.567 votos y un 3.04% de apoyo popular) en la cámara autonómica es una noticia importante. Poco importa de donde han salido los votos (si de otros partidos como PP y PSC o de la abstención) lo que esta claro es que esta propuesta tan radical y nueva ha calado en una parte de catalanes que hasta ahora no se sentía representada. Es un partido urbano, barcelonés, por ahora. ¿Y que? No es extraño que fuera desde la capital catalana (¿no debe ser la capital el centro de la vida política de cualquier región?) desde donde se gestase la iniciativa y manifestado su éxito, pues es en las grandes ciudades donde los vínculos personales trascienden con mas facilidad el circulo intimo para constituir autenticas asociaciones con fines públicos. Aunque seria ingenuo pensar que hay acaba todo.

Me alegro por ellos (y no solo porque Albert Rivera despierte mi simpatía por ser tocayo y tener mi misma edad y profesión). Me alegro aun mas por la política catalana que, se apunta, resucitará del estado de ensoñación en que la ha mantenido la era nacionalista del el puyolismo y el tripartito, llevandose al parlamento propuestas que hasta hace tres días eran imposibles de imaginar. Difícilmente podrá seguir siendo ignorada, por muy minoritaria que aun sea, su voz.

Lo más importante de esa voz, esta claro, son las dos misiones fundamentales que esta formación reclama para si: recuperar el bilingüismo naturalmente existente y constitucionalmente reconocido y acabar con la dictadura del pensamiento políticamente correcto nacionalista. Por alzar esa voz van a ser cada vez mas atacados. Los intentos de desprestigiar a la nueva formación ya se manifestaron con boicots a sus actos durante la campaña electoral y empiezan a sonar voces que califican a la formacion de fascista (y demás insultos típicos y tópicos). Javier Ortiz en su columna de hoy en El Mundo los situa “mas a la derecha que el PP” (¿?) y la subdirectora de El Periodico de Cataluña los ha acusado de de estar financiados por la FAES de Aznar. Quien conoce la trayectoria de Ciudadanos y la de sus miembros sabe que esto no puede ser más incierto. En la televisión pública catalana ni siquiera fueron invitados a plato en la retransmisión de la noche electoral… En fin, la basura de siempre.

Quiere decir esto que ya podemos cantar victoria los amantes de la libertad, ni mucho menos, esto solo es el principio, ahora viene lo más duro, pegado el primer golpe hay que aguantar el resto del combate que se presume arduo y tormentoso. Pueden contar con todo mi apoyo moral (que es el que puedo ofrecer con garantías) como ciudadano español y demócrata.

Tiempo habrá de debatir y discrepar en otros asuntos, ahora toca recuperar la política para los ciudadanos. Ha sido un magnifico comienzo.