¡Visualización óptima de este blog con una resolución de pantalla de 1280 x 1024!

Páginas

LA FRASE

"Los españoles pertenecemos a la categoría de colectivos a los que tradicional e históricamente preocupó mucho más la diferencia de clases y la injusticia socialque las libertades individuales.

Se perdona mal a los ricos y empresarios la ostentación y el agravio, mientras que los funcionarios públicos pueden difundir secretos, realizar escuchas, propagar infamias y otras mil maneras pergeñadas para el abuso del poder."

domingo, diciembre 31, 2006

El atentado de Barajas en tres actos (y III)

Acto 3º.

"De la democracia avanzada a la degradación moral de los españoles."



Son los terroristas de la ETA los únicos culpables del asesinato de los dos inmigrantes ecuatorianos y los 16 heridos (una prueba de cómo ETA vive en el anacronismo histórico es que ni siquiera se lleva por delante con sus bombas a españoles. La sociedad española ha cambiado tanto en 40 años de democracia, esta participada ampliamente por gentes de otras nacionalidades, y mientras los terroristas viven aun en la Dictadura de Franco y en los románticos movimientos de liberación de los 60 y 70). Con o sin Zapatero, los fanáticos matarían, mas o menos, pero matarían porque los parámetros mentales que siguen (y esto lo dijo Rubalcaba ayer) son totalmente ajenos a los de una persona normal, o sea, decente, y es inútil esperar de ellos otra cosa que no sea terror y muerte.

De lo que si podemos encontrar culpables es de que tengamos como Presidente a éste hijo de puta -y lo digo sin animo de ofender a la madre del susodicho, ya sabemos que este insulto se dirige solamente a él-, de ésto son culpables los españoles que le votaron, no ya en el 14 de Marzo de 2004, sino también en las Europeas de Junio de ese mismo año y que siguen sin retirarle el voto. Nunca me fié de Zapatero -como de casi nada de lo que sale del PSOE-, parecía demasiado bueno para ser cierto, un tipo que permanecio 8 años sentado en el Parlamento sin un escándalo, pero también 8 años sin que se le conociera merito alguno salvo calentar el sillón y vivir del dinero público. No tardo mucho en demostrar que estaba dispuesto a cualquier cosa, a partir en dos España si era preciso, para alcanzar el poder. Se me dirá que soy cruel con sus votantes, sin embargo, ¿alguien cree ingenuo, en una democracia, hacer responsables a los votantes de sus votos? Yo creo que no. Se nos pide un ejercicio de racionalidad cada 4 años, y que el acto sea tan simple como introducir una papeleta en una urna no lo hace menos importante ni trascendente, sobre todo cuado es el único poder directo que tiene el ciudadano sobre sus políticos, debería ser mas valorado. A cuantos de esos votantes les “ponía” castigar al PP por el Prestige, la Guerra de Irak y Cristo que lo fundo. A cuantos lea pareció que la democracia avanzada, el republicanismo cívico y el buenísimo político traerían bienestar a España. Pues nada aquí tenéis el resultado, el peor gobierno de la democracia y posiblemente de Europa.

La responsabilidad no se acaba una vez Zapatero es elegido Presidente, continua en el apoyo velado o abierto a sus políticas públicas y en la actitud publica mantenida por muchos de esos mismos votantes y que solo podemos calificar como de una indiscutible bajeza moral, perfectamente compatible con la inteligencia. Y es que en los últimos 3 años ser votante de derechas, manifestarse públicamente como liberal o conservador o simplemente contrario a la acción de gobierno socialista ha significado llevar encima la condena social y de los medios, ser tratado como un paria político, salvo, claro esta, le dieras la razón al “progre” de turno que te abordara. Ya se apuntaba esa actitud al final de la anterior legislatura con el acoso al Gobierno de Aznar y al PP, cuando el apoyo a la Guerra de Irak te convertía automáticamente en un asesino o cómplice de los asesinos y en un fascista, y la cosa ha continuado con los que persiguen la verdad del 11-M, aquellos que defienden los valores tradicionales y los que se atreven a decir que escuchan a Federico Jiménez Losantos (a quien el corrector ortográfico de Word transforma, contra mi voluntad, en Lozanitos) o leen a Pío Moa y César Vidal, porque de Hayek o Mises mejor ni hablar.

Esta actitud del votante de izquierdas es despreciable, aunque no menos que la de muchos votantes de derechas que han aceptado el discurso “progresista”. Nunca llegaré a comprender el extraño mecanismo psicológico que induce a muchos conservadores a lanzarse en brazos de sus enemigos. Esta tendencia al suicidio, a la autodestrucción de la propia sociedad ha sido regla de las democracias liberales desde prácticamente principios del siglo XX. Los prejuicios que asistían a las sociedades burguesas decimonónicas y que se han reproducido hasta la extenuación en el siglo XX lleva a muchos ciudadanos a votar en contra de sus intereses reales, apoyando gobiernos que suben los impuestos, atacan sus valores básicos, insultan sus creencias y forma de vida y no dudan en subvertir las instituciones que sustentan su libertad con cosas como Alianzas de Civilizaciones y usos alternativos (ilegales) del derecho.

En mi opinión es hora de que sean las izquierdas y los maricomplejines de la derecha quienes pasen vergüenza por ser lo que son, unos cobardes, la mayoría, y unos miserables, bastantes. Zapatero no estaría ahí de no ser por ellos. En cuanto a la consecución de la Paz, ya tenemos a dos personas más en ella, en la paz del cementerio. Gracias.

PD: esta noche antes de darse un buen atracón de nochevieja recen un momento por las almas de las dos nuevas victimas mortales de ETA: Diego Armando Estacio y Carlos Alonso Palate, de las que el Ministerio del Interior no ha respondido todavia.

PPD: Mi deseo de año nuevo es que Sadam Hussein se pudra en el infierno del que nunca debió haber salido, porque para que Zapatero salga del poder solo hace falta que los españoles que le apoyan dejen de hacerlo y lo hagan por propia voluntad, y en eso ni Dios ni la Providencia deben interferir, si de verdad creemos y defendemos la libertad y la responsabilidad individual.

El atentado de Barajas en tres actos (II)

Acto 2º.

"Sobre el estado del maldito proceso de paz "



La comparecencia del sábado de Rubalcaba fue surrealista hasta decir basta. A primera hora todavía se ponía en cautela la confirmación de que se trataba de un atentado etarra (duda que planteo el gobierno vasco durante todo el día), básicamente, por lo sorprendido que se ha quedado el gobierno en pleno: “el comportamiento de ETA ha sido constante en su historia en esta materia y si rompe una tregua lo anuncia y además lo anuncia con un cierto tiempo. Así ha sido siempre y parece que estamos ante una situación distinta”. Como esto no es una tregua señor Rubalcaba pues no se por que habrían de avisar. La respuesta política se la dejaba al Presidente para la rueda de prensa de las 6 de la tarde, pero se permitía resaltar lo evidente para todos, que la acción terrorista "rompe el alto el fuego permanente que ETA decretó hace nueve meses". Faltaría menos que no fuera así. Por la tarde su jefe nos aclaraba que daba por suspendido el dialogo con la banda pero no mencionaba que ocurría con el mal llamado “proceso de paz”.

¿Debe extrañarnos todo esto? De ninguna manera, responde a la lógica de unos y otros, terroristas y gobierno. Para empezar la ETA y su entorno se han recuperado lo suficiente para volver a echarle un pulso al Estado y a la nación española, viéndose legitimada su lucha. Esta fortaleza le permite poner unos cuantos muertos y heridos sobre la mesa de negociaciones reeditando el macabro dilema del que ya he hablado en esta bitácora, o se cumplen sus exigencias o morirá más gente. Por eso Otegi dice que el "proceso no esta roto" y "es mas necesario que nunca". Hemos asumido su forma de hablar y lo demostramos cuando no nos percatamos de haber entrado en su maquiavélico juego de altos el fuego, treguas y conflictos.

Para el gobierno, se trata de, como dijo Zapatero el Viernes 29, de un “trágico accidente mortal”, es mas, según el gran estadista "Nadie podrá conseguir nada con la violencia, el de hoy (por el sábado 30) es el paso más equivocado e inútil que han podido dar los terroristas". Es decir, no solo se permitió minimizar los asesinatos de ETA sino que recrimina a los terroristas la equivocación de poner una bomba en los aparcamientos de la T-4 de Barajas (de los muertos y heridos no dijo nada, pues hablo de violencia no de atentados ni asesinatos) tratándolos como si fueran niños que es preciso educar y no como adultos conscientes y responsables de sus actos. Este relativismo moral y paternalismo político no puede ser aceptado ni consentido sin que a uno se le revuelvan las tripas. Zapatero ha asumido de tal forma la identificación de su mandato con la naturaleza del Estado que los límites de la decencia son traspasados con cada palabra que sale de su boca y cada actuación institucional que patrocina. Al señalar que la violencia es obstáculo para la consecución de objetivos políticos admite una vez mas que esta dispuesto a hacer concesiones a la banda si deja las armas. Esa paz no es asumible.

Zapatero, tampoco interrumpirá el “proceso de paz” porque este es mucho mas que los nueve meses de “alto el fuego”, empezó hace 5 años. Mientras era líder de la oposición y firmaba el Pacto Antiterrorista con Aznar, mantenían contactos secretos PSE y Batasuna-ETA, contactos que llevaron a la destitución de Nicolás Redondo Terreros al frente de los socialistas vascos. Eso en los hechos, pero en su fuero interno, la idea misma de proceso, comenzó su andadura en el momento en que Zapatero comprendió que solo podría gobernar si conseguía cambiar las ideas de los españoles y a eso es lo que ha dedicado toda su labor política desde entonces, aliándose con quien sea para ello. ETA le ha hecho un gran favor durante un tiempo y en absoluto ha sido engañado por la banda, como algún lector de El Mundo señalaba en la sección de Cartas al Director de hoy domingo. Mas bien es al contario, la ha intentado usar él a élla, y ese es un juego muy peligroso.

El atentado de Barajas en tres actos (I)

Acto 1º.

"De la Inocentada de Zapatero a la broma de ETA"



Creíamos que el Presidente del Gobierno se había confundido de día y por eso el 29 de diciembre cuando dijo, en la ultima rueda de prensa del año, la del balance global de 2006, aquello de los “trágicos accidentes mortales” para referirse a los asesinatos cometidos por la ETA a lo largo de su historia, que es la misma historia que la de nuestra Transición y Democracia, pensamos que se trataba de una inocentada. Seria así si en menos de 24 horas la banda terrorista no hubiera provocaría un nuevo “accidente”, el primero en 3 años (que sepamos). Si los muertos y heridos son “accidentes”, no es extraño que la quema de autobuses, las cartas a los empresarios que no pagan el impuesto, las pintadas insultantes contra España y las amenazas y destrucción de propiedades de ciudadanos vascos que osan hacer frente al nacionalismo, hayan pasado como una anécdota en boca de Zapatero.

El grado de degradación moral que ha alcanzado la sociedad española es vergonzoso. Mires donde mires encuentras algo que te recuerda que todo el mundo gira contra las ideas de libertad y justicia, y el derecho y el lenguaje se han pervertido hasta lo inimaginable. Probablemente estaba larvado y en 8 años de gobierno popular no se hizo todo lo que se tenía que haber hecho para paliarlo. Una de las cosas que mas me ha disgusta ha sido ver como los titulares de Libertad Digital se acompañaban de la frase “ETA revienta la Tregua” expresión de muy mal gusto periodístico, que además es usada por El País en su titular de la edición dominical. Si ETA nunca ha hablado de “tregua” sino de “alto el fuego”, con lo que ello implica (los terroristas miden al milímetro lo que dicen y hacen), no deberíamos aventurarnos mas allá, ni como error tipográfico, por lo que dicha expresión debería ser eliminada de la Web. Y comento esto por el respeto que me merece dicho diario, en cuanto a El País, hace tiempo que esta todo dicho.

La sociedad española nunca debió de admitir el “alto el fuego”, que no tregua, pues se trataba de una “concesión graciosa” de la banda a la Democracia. También porque de facto ya había alto el fuego desde mucho antes, desde que ETA no cometía atentados e iba preparando el caldo de cultivo para que el comunicado de 22 de Marzo de este año se hiciera mas digerible para los ciudadanos. Una vez puesta en nuestro tejado la pelota del “proceso de paz” esperar a que nos pusiéramos la soga al cuello.

“Proceso de paz” es otra de las pantomimas que circulan por ahí. ¿Qué proceso de paz si no ha habido nunca una guerra? ¿Qué paz, si la ETA nunca ha querido la paz sino la victoria sobre el Estado español? Lo que llamamos “proceso de paz” es la estrategia política de ETA para conseguir sus objetivos por otros medios, una continuación encubierta de su guerra, y hasta donde llegue, habrá llegado. Este discurso del proceso de paz asume que hay que darle parte de razón al nacionalismo, en su conjunto, y al terrorismo de Batasuna-ETA, en particular. Por eso una solución no violenta de lo que ellos llaman “conflicto vasco” no es una solución aceptable para una sociedad que quiera ser libre.

miércoles, diciembre 20, 2006

Milton Friedman y el Iraq Study Group en ABC

El pasado jueves me acerque a la peluquería de mi barrio, la de toda la vida, para cortarme el pelo (para que sino). Se trata de un acto de carácter social que -aún- se hace acompañar de la acostumbrada charla con el peluquero y los otros clientes sobre diversos temas que, al final, son siempre los tres mismos: deportes, familia y política (a los que hay que añadir -dadas las fechas- las fiestas navideñas). Hasta ahora nada especialemente destable. Se da el caso que mientras esperaba mi turno en vez de ojear el Muy Interesante o el Interviú (dos clásicos de peluquería masculina) hete ahí que agarre el ABC. Solo me dio tiempo a leer las páginas de opinión, lo que mas me interesa de la prensa escrita. Dos artículos llamaron mi atención por su contenido y autores, no necesariamente responsabilidad de los directivos de Vocento, aunque sorprende que en un diario conocido por haber sido el referente de la derecha conservadora española se de cabida a opiniones tan políticamente correctas. Claro que el conservadurismo siempre ha tenido, a este lado del Atlántico, sus peculiaridades y contradicciones varias.

_______________________

En la ya clásica Tercera, un articulo del actual rector de la Universidad Complutense, Carlos Berzosa Alonso-Martínez, juega a los paralelismos y compara la vida y obra de dos economistas celebres, Milton Friedman y John Kenneth Galbraith, ambos fallecidos en este año 2006 que termina. Berzosa dice de ellos que “tienen casi con toda seguridad un lugar asegurado (sic) en el panteón de los economistas ilustres” del siglo XX y nos señala las principales aportaciones de uno y otro. Por ejemplo, nos recuerda el ambiente en que Friedman construyo sus teorías sobre el libre mercado, un ambiente dominado por las ideas keynesianas contra las que se enfrento siempre (a pesar de ser el mismo un economista de formación y metodología keynesianas):

BlockquoteFriedman fue premio Nobel de Economía, Galbraith no. Aquel, profesor en la Universidad de Chicago, éste de Harvard. Los dos hicieron programas de televisión de carácter divulgativo de sus ideas, que eran contrapuestas. Galbraith era keynesiano e institucionalista, seguidor de algún modo de la tradición de Veblen. Friedman era defensor del libre mercado y crítico con las políticas públicas."

No todos los economistas liberales necesitan recurrir a las matemáticas en su defensa del la libertad económica –véase la Escuela Austriaca, pero tampoco cualquier teórico social o politico o moralista puede ser llamado economista. Galbraith, como señala el propio Berzosa, nunca obtuvo el reconocimiento entre sus pares, menos aun estuvo cerca del Nobel –que Friedman si consiguió. Muchos compañeros le veían como un sociólogo, profesión con poco prestigio entre economistas, en general, y liberales, en particular.

BlockquoteAnte estas afirmaciones, habría que preguntarse cómo es que entonces Galbraith fue tantos años profesor de economía en la prestigiosa Universidad de Harvard. Sin duda, las críticas que se le hacen es porque en el mundo académico dominante se considera que una idea que no se modeliza no puede tomarse en serio. Además de que no se puede obviar el hecho de que sus enfoques resultaban ciertamente incómodos para la economía convencional."

¿Será porque aún tenemos mucho que aprender de la ventaja que EEUU saca a Europa en materia educativa y, en concreto, en cuanto a la libertad y movilidad académicas (del profesorado)? Si a Galbraith se le hizo poco caso se deberia a otros motivos, y es que, con su aproximación sociológica a la economía, pretendió demostrar los fallos del mercado, entre otros los problemas de sobreprecio y los monopolios, aunque ni mucho menos es el único economista -ni siquiera el mas acertado o brillante- en tratar estas cuestiones (su aportación mas "interesante", en mi opinión, fue tal vez, la teoría de los contrapoderes que actúan en el mercado –corporaciones versus grandes sindicatos– que ni era nueva ni suya, sin embargo, no creo que comprendiera su funcionamiento ya que al promover la intervención estatal estaba alterando, precisamente, las relaciones naturales entre dichos poderes contrapuestos). Berzosa, quién no oculta sus simpatías hacia aquel en detrimento de Friedman, considera imprescindible la recuperación de su trabajo para nuestras actuales sociedades:

BlockquoteEs más, para lograr una sociedad con mayor grado de justicia y de equidad, que combata la pobreza y la exclusión, y que tenga en cuenta el medio ambiente, resulta más recomendable seguir las proposiciones de Galbraith que proporciona en Una sociedad mejor (Crítica,1996) que las de Friedman."

A Friedman y sus Ideas neoliberales los hace responsables de la pobreza y la desigualdad existentes (suponiendo que estas Ideas hayan sido llevadas a la práctica en la forma y totalidad que muchos creen, que es algo dudoso). Resulta del todo inútil explicar a quien no quiere convencerse que el libre mercado nunca ha generado pobreza porque la pobreza es el "estado natural" del hombre. Aquel dicho de que “un recién nacido trae un pan debajo del brazo” no deja de ser una bienaventuranza que en poco o nada representa el verdadero funcionamiento del mundo económico. El mercado -que como entidad no existe mas haya de sus actores- asigna los recursos -eficientemente- a quien mas los valora, cuando no hay mercado no hay asignación -eficiente- de los bienes y es fácil que estos acaben en manos de quien menos los valora (algo común a los mercados fuertemente intervenidos) o bien no se los apropie nadie (porque el bien no presenta utilidad alguna para nadie; haya demasiada abundancia del mismo para que importe cuanto se asigne a cada uno; no existan medios técnicos para su aprovechamiento). Galbraith vino a culpabilizar al mercado de fenómenos (desaprovechamiento de recursos y carestia) que son causados por el Estado cuando interviene en la economia o intenta dirigirla (no usaremos el termino planificación por ser conceptualmente confuso) y, en cambio, no hacer lo que tiene que hacer (establecer los derechos positivos de propiedad -que traducen en ley el hecho de la propiedad natural- y proveer de una administración de justicia que resuelva los conflictos sobre dichos derechos). En su lugar, el Estado segun Galbraith, se dedica a crear monopolios estrategicos, fija precios mínimos y máximos, asfixia con impuestos a consumidores y empresarios y limita los horarios de apertura y cierre de establecimiento (actuaciones, todas ellas, que impiden la eficiencia en la asignación de los recursos). Particularmente desafortunada fue su predicción de que el libre mercado acabaría con el pequeño y mediano comercios, los cuales representan hoy día la mitad de la economía estadounidense. Tampoco acerto en el estudio del comportamiento de los consumidores o el problema de los desperdicios de las industrias y sus efectos en el medio ambiente (ignorando el hecho de que los desperdicios de la producción son perdidas para el empresario y que la basura, con el desarrollo de las tecnicas de aprovechamiento y reciclaje de residuos, se ha convertido en un bien ecónomico). Recuperar a Galbraith es, pues, salvar de lo menos valioso (los hay peores, por desgracia) del legado intelectual del siglo XX.

_______________________

El otro artículo que desperto mi interes estaba firmado por el columnista y director de la revista Política Exterior, Darío Valcárcel. En Iraq Study Group comenta las conclusiones de la comisión bipartidista estadounidense que ha elaborado el informa sobre la situación de Irak dos años después del derrocamiento de Sadam Hussein. Valcárcel hace suyo el discurso catastrofista, que ahora llamamos realista, pero que sigue siendo erróneo tanto en los fundamentos como en las conclusiones. Dando por hecho que la guerra civil en Irak es algo inevitable (“No one can guarantee that any course of action in Iraq at this point will stop sectarian warfare, growing violence, or a slide toward chaos.”), partiendo de esa base, de muy poco pueden servir un centenar de paginas con sesudos análisis y clarividentes recomendaciones. Para el columnista se trata de un informe impecable, institucionalmente hablando, pero no exento de una dura critica a la política de la administración de George W. Bush:

BlockquoteBaker y sus colaboradores son a un tiempo respetuosos con la presidencia y duros con Bush. Ejemplo, Recomendación 22: El presidente debe afirmar que Estados Unidos no trata de establecer bases militares permanentes en Irak. Recomendación 23, El presidente debe afirmar que Estados Unidos no quiere controlar el petróleo iraquí. No se trata de humillar a nadie, sino de sacar a los soldados americanos del terrible agujero en que los han metido."

No son de extrañar, conociendo su posición durante la Guerra de Irak, estas palabras, pero contrastan con una opinión muy repetida esta legislatura por los progres patrios y algún maricomplejín mas a la derecha del arco político de que en España hacerle un feo al presidente del Gobierno es hacérselo a la institución (salvo cuando era Aznar el que mandaba, claro). En EEUU, por lo visto, esto no es así, lo que nos lleva reflexionar sobre las dobles varas de medir.

De este ajuste de cuentas encubierto con Bush, Valcárcel destaca dos recomendaciones (la 21 y la 22) cuyo contenido me parece, simplemente, increíble. Yo creo que si algo no debe hacer el Presidente Bush es emitir declaración alguna al respecto de estos temas lo que significaría asumir (“Excusatio non petita, accusatio manifesta”) parte del discurso de sus adversarios: que los USA fueron a Irak sobre todo para colonizarlo militarmente y avanzar en el control de la producción petrolera en Oriente Medio. El informe, en esta línea, contiene un plan de retirada de Irak en fases mensuales de aquí a comienzos de 2008 que solo podría haber sido concebido por un burócrata. Este tipo de planteamientos son muy similares a los del Gobierno de Zapatero en el mal llamado “proceso de paz” con la ETA y reproducen la consabida formula de la “hoja de ruta” que tan malos resultados ha dado en Palestina y, recientemente, en Líbano, al no repartir responsabilidades justamente entre las partes.

Mi mayor duda esta en por qué no se exige la misma determinación a Siria e Irán (“No country in the region will benefit in the long term from a chaotic Iraq. Yet Iraq’s neighbors are not doing enough to help Iraq achieve stability. Some are undercutting stability”, dudo mucho de que la primera afirmación sea cierta, la segunda es, en cambio, una realidad). En las recomendaciones números 9 a 11 del Informe, relativas al papel de Irán en la posguerra iraquí, se descarga toda la responsabilidad en los esfuerzos diplomáticos de los USA, que no habrian sido suficientes ni adecuados. Así, la recomendación 9, aun admitiendo la hostilidad de Irán hacia los estadounidenses, pretende que sea Bush quien convenza a los ayatolas de que EEUU no tiene interés en cambiar el régimen iraní y no que estos nos convenzan a nosotros de que no quieren hacer lo propio con Irak. La recomendación 10 sigue la línea de la hasta ahora inútil negociación sobre el programa nuclear iraní y aconseja pasar por el Consejo de Seguridad de la ONU (y sus cinco miembros permanentes) mas Alemania (no termino de comprender que pinta en todo esto). Por supuesto no dice nada de la Unión Europea, lo que ahonda en la imagen que se tiene al otro lado del Atlántico sobre esta organización y su papel en el ámbito internacional (y me vuelvo a preguntar por el papel de Alemania). Tampoco dice nada de los países de la Coalición internacional que ayudo a EEUU en su momento. Finalmente, la recomendación 11, reconoce la intromisión de Irán en los asuntos internos de Irak y, aunque señala algunas acciones que este país debe realizar, vuelve a apostar por la vía diplomática.

Para los partidarios del legalismo internacionalista, el Consejo de Seguridad de Naciones Unidas ya debería haber emitido una declaración advirtiendo a Teherán de cesar en sus acciones bajo amenaza de represalias económicas (por ejemplo la confiscación de la producción de crudo en los mercados internacionales y de las cuentas bancarias en el exterior) y militares. Pero nuevamente la doble vara de medir. Obviemos lo que se dice en el informe sobre Siria, que viene a ser más de lo mismo.

Aunque parezca que Baker y compañía han tratado de equilibrar las posiciones de las distintas partes implicadas, en realidad, han asumido una gran parte del discurso antiamericano, culpabilizando a Bush de ser poco diplomático, cuando ha sido mas bien lo contrario. También acepta, sin darse cuenta, la propuesta de la Alianza de Civilizaciones y su receta mágica para solucionar los problemas de la región: el acuerdo entre occidente y oriente, y no el aseguramiento de los derechos civiles y políticos de los iraquíes frente a injerencias externas (Irán y Siria), la violencia facciosa y el terrorismo.

Es un discurso que aquí aplauden casi todos los medios. Ellos sabrán el porque.


______________________

Nota: los dos artículos se publicaron en la edición en papel del diario ABC con fecha de 14 de Marzo de 2006. Pueden leerse aquí y aquí, respectivamente.
Actualización: ¿plagió Berzosa a Joshep Stigliz?

jueves, diciembre 07, 2006

Realismo politico, comisiones "ad hoc" y el informe Baker-Hamilton en la "Guerra contra el Terrorismo"

"Realismo" político.

Lo mejor del "realismo" es que, segun quien lo esgrima, vale lo mismo para un roto que para un descosido. Cuando se carece de convicciones o estas no son muy fuertes uno solo tiene que resguardarse en el "realismo político", en el "consenso bi-pluripartidista", el "centrismo ideologico" o cualquier otra formula de compromiso entre la nada y lo peor y asi escurrir el bulto. Como casi todos los "ismos" que se precian de serlo, el "realismo" puede servir de coartada convincente para eludir el debate racional sobre los asuntos públicos. Cuando realidad y principios no se peden separar facilemente, el "realismo" tiende a ser de todo menos real. Una aproximación "realista", por tanto, no es una aproximación desde la razón a la realidad de los hechos sino una mascara que nos ponemos para no querer ver la cosas como son.

El "realismo" vale para montar una guerra. También vale para acabarla. Vale para patrocinar la ofensiva democrática contra la ETA (como el PSOE de la época Aznar con un Pacto Antiterrorista que impedía cualquier negociación con el terrorismo si este no condenaba y abandonaba, previamente, la violencia y prohibia los acuerdos con formaciones que colaborasen con los terroristas). También para pactar con los terroristas la rendición del Estado de Derecho (como el PSOE ahora que ha olvidado dicho Pacto). El "realismo" no es, como vemos, amoldar nuestras convicciones a los hechos, tampoco es que intentemos moldear los hechos según nuestras convicciones, es, simple y llanamente, carecer de convicciones e ignorar los hechos. Entre el Bien y el Mal, lo gris. Lo peor que le puede pasar a un ser humano que tenga miedo de caer en la Fe ciega de los principios es cargarse, de pasada, la Razón y la experiencia. Fianlmente si usted conoce a alguien que se diga "realista", no se fíe de él, no seria realista hacerlo.


Comisiones "ad hoc" VS. Consejos permanentes.

Cuando un político no sabe que hacer ante un problema, quiere tapar su responsabilidad en un asunto o no sabe como quitarse un marrón de encima, el primer paso es inventarse una Comisión. Los comunistas soviéticos, que en esto de las comisiones eran los maestros, lo hacían a menudo ya que en la URSS no funcionaba nada.

Para nosotros, modestos demócrata-liberales una comisión "ad hoc" es muy distinta de un consejo consultivo permanente. Los consejos son órganos técnicos, las comisiones son órganos políticos. Los americanos, por ejemplo, tienen su propio Consejo de Seguridad Nacional que asesora a su presidente en cuestiones de política exterior, los españoles al Consejo de Estado, en cuestiones de alcance institucional como se suele decir. El Consejo de Seguridad Nacional se tiro 8 años diciéndole a Clinton como luchar contra el terrorismo internacional, con poco existo (en convencerlo, digo). El Consejo de Estado le dijo a Zapatero a comienzos de la legislatura -cuando todavía muchos no imaginábamos hasta donde llegaría la desfachatez gubernamental- las 4 reformas que necesitaba la Constitución. El resultado fue el mismo que para los USA.

La Comisión Baker-Hamilton es un órgano esencialmente político, poco o nada técnico, y, por mucho que se empeñe cierta prensa en destacar su imparcialidad y su composición bipartidista, su función es descargar de los hombros del Gobierno estadounidense la decisión definitiva sobre Irak. Mal empezamos. Si Bush inicio esto, es él quien debe acabarlo y no una comisión independiente. Sería mas interesante oir lo que tiene que decir los soldados desplegados sobre el terreno y que estan arriesgando sus vidas a diario que los burócratas washingtonianos cuyo maximo temor es no ser reelegidos en las proximas elecciones.


El informe Baker–Hamilton.

Es regla no escrita que una comisión posterior puede llevar la contraria a una anterior. Es otra diferencia de las comisiones con los consejos permanentes: la responsabilidad en el tiempo desaparece y la coherencia no es un requisito esencial. Así, el Informe de la Comisión sobre los Atentados del 11 de Septiembre (también bipartidista pero muchisimo mas técnica que política) saco a luz los numerosos errores a los que se había enfrentado el gobierno y administración estadounidenses en su lucha contra el terrorismo y que habían llevado a resultados tan trágicos. Básicamente, su conclusión hacia el exterior (que es la que nos interesa ahora) era que se EEUU había dejado Estados enteros en manos de redes terroristas al tiempo que permanecían intactos viejos regímenes patrocinadores del yihadismo. Estas conclusiones -y no el petróleo o las ansias belicistas de Bush Jr. y los halcones del Pentágono- fueron la inspiración para las Guerras de Afganistán e Irak, también para el mantenimiento del esfuerzo bélico en sus respectivas postguerras y, lo que es mas importante, dieron inicio a una ofensiva diplomática (si, diplomática) por todo el globo que llevo a detener el genocidio en Sudan y el programa nuclear y bioquimico libio. No es poco.

Lo que he podido conocer del
Informe Baker-Hamilton (de mas de un centenar de paginas, incluido el material grafico) y sus conclusiones no me inspiran la más mínima confianza. Peor, me intranquilizan considerablemente. No me sorprende, dentro del clima internacional existente, posibilista y merenguero, que la solución o medida mas clara de las propuestas sea la de replegarse (retirarse) de Irak en 2008. ¿Cabria esperar algo distinto? La guerra consume recursos (humanos y materiales) vorazmente -por eso nos disgusta tanto a los liberales- pero tirar a la basura todo lo ya conseguido me parece no solo intelectualmente insultante sino también un suicidio. Evidentemente, esto es aplaudido por los progres europeos y estadounidenses, les encanta, pues demostra que la Guerra de Irak fue un error y profundiza en la tesis de que la mejor forma de "enfrentarse" al terrorismo islámico es la conversión paulatina al Islam, sino en lo confesional, si en lo espiritual. La "sumisión" es la solución mas "realista".


Libertad y Guerra contra el Terrorismo


Me produce verguenza criticar un informe estadounidense desde un país que por desgracia a demostrado ser cobarde contra el Islam radical. Como español no puedo evitar sentir indignación por ver que a mis conciudadanos les preocupa muchisimo mandar a los soldados (que estamos pagando para defendernos) a guerrear en Oriente Medio, mientras tanto apenas les causa cierta molestia ser casi desnudados antes de subir a un avión, no en la aduana de los USA sino en el aeropuerto de Barajas en Madrid. A mi es lo segundo, ser tratado como un criminal sin que exista una orden judicial de por medio -fundada en una investigación policial previa- lo que me molesta y no el pagar con mis impuestos un ejercito y policía eficientes que detengan o acaben con los terroristas en sus escondrijos antes de que estos actúen. Los españoles, tan "liberales" en lo exterior, se comportan cuales sumisos ciudadanos de un Estado socialista dentro de su propia democracia.

Desengañémonos, los yihadistas quieren vernos sometidos o muertos. El aislacionismo no es una política racional (tampoco el realismo) sino el requisito primero para que los fanáticos puedan controlar el mundo musulmán. Luego vendrán la destrucción de Israel, la conquista de Europa y el barrido de la Civilización Occidental, la única que ha sabido o podido compatibilizar (no sin tensiones) las libertades civil, política y religiosa.

Por cierto, el que creyera que una sociedad (occidental, claro, en otra ni lo imagino) fundada en la mas absoluta libertad, sin o casi sin Estado, que viviera en el anarco-capitalismo o bajo una federación de micro-estados y ciudades autónomas, no tendría necesidad de librar una "guerra contra el terrorismo" estaría muy equivocado. Es posible que su eficiencia para tal fin fuera incluso mayor que la de nuestras decadentes democracias y el cachondeo libanés y palestino se habría acabado hace mucho y Mutqada al Sader y medio triangulo sunita habrían sido borrados del mapa para regocijo de millones de iraquíes.

Puestos a tener otra visión de la cuestión que la Baker-Hamilton: un
informe más realista desde un punto de vista técnico por Robert Kagan y William Kristol. La visión de Mark Stein, mas basada en las convicciones. Michelle Malkin comenta la dudosa cobertura de los medios de comunicación del día a día en Irak (de estos medios sacan a menudo los reporteros españoles sus noticias). Por último, las declaraciones del nuevo secretario de defensa, Robert GRAVES, apuntan unas opiniones muy distintas dentro de la administración republicana.

_____________________

[*] El nombre oficial de la Comisión es “Grupo de Estudios sobre Irak” (Iraqui Study Group). Al informe se le conoce por el nombre de sus dos ponentes -y presidentes de la Comisión- James Baker (exsecretario de Estado) y Lee Hamilton (excongresista), pero en su elaboracióm participaron más personas.