¡Visualización óptima de este blog con una resolución de pantalla de 1280 x 1024!

Páginas

LA FRASE

"Los españoles pertenecemos a la categoría de colectivos a los que tradicional e históricamente preocupó mucho más la diferencia de clases y la injusticia socialque las libertades individuales.

Se perdona mal a los ricos y empresarios la ostentación y el agravio, mientras que los funcionarios públicos pueden difundir secretos, realizar escuchas, propagar infamias y otras mil maneras pergeñadas para el abuso del poder."

domingo, agosto 31, 2008

John Adams

No puedo resistirme a recomendar a mis lectores la estupenda miniserie de HBO sobre la figura de John Adams, segundo Presidente de los EEUU y que en  España emite Canal+ (por ahora no parece que se vaya a emitir en abierto).

John Adams fue, junto a su tio Samuel, el iniciador de una de las más importantes familias públicas de los EEUU,
los Adams, con dos Presidentes en su haber (puede que cuatro si tenemos en cuenta que los Bush de hoy estarían emparentados con ellos). Fue, adémas, uno de los Padres Fundadores menos conocido o más ignorado (incluso en su país). Solo en los últimos años se ha despertado un cierto interés por su figura y pensamiento, sobre todo a raíz de la biografía de David McCullough, precisamente la que sirve de base para la miniserie. Firmante de la Declaración de independencia, no participo en la redacción de la Constitución Federal por encontrarse destinado como embajador en Europa. Vicepresidente con George Washintong y su sucesor en el cargo de Presidente, se vio situado en medio de dos fuerzas políticas opuestas e irreconciliables: los Federalistas de Hamilton y los Republicanos de Jefferson. Contra éste perdería la reelección, lo que afectaría a la amistad entre ambos. Esto explica porque su imagen y obra habrían quedado difuminadas en favor de otros personajes del momento.  No obstante Adams percibió más lucidamente que otros de sus compatriotas (por ejemplo, el mismo Jefferson) los excesos de la Revolución Francesa, y fue un ardiente partidario de la reconciliación y alianza con Inglaterra (esa misma alianza que casi dos siglos después liberaría a Europa del nazismo y contendría el Comunismo Soviético tras el Telón de Acero). Por esto y mucho más (su alegato a favor de la una "republica de leyes y no de hombres" y su trayectoria como abogado son, para mi, especialmente interesante) se trata de un personaje histórico a tener en cuenta.

Adams es interpretado por el oscarizado Paul Giamatti, quien me parece un actorazo. Desde que le vi en Entre Copas, no ha dejado de sorprenderme. Consigue un Adams convincente en la torpeza de sus ademanes y en la profundidad y prudencia de sus reflexiones, no menos en la firmeza de sus convicciones. Importantísima es la correspondencia que mantienes con su esposa Abigail (en la piel de una siempre deslumbrante Laura Linney), plagada de confidencias tanto personales como políticas. Significativa es la escena, en plena Guerra de la Independencia, en la que nuestro portagonista solicita, con cierta verguenza, la ayuda del entonces General Washintong para que le hagan llegar sus cartas. En varios mometnos del metraje estos escritos sirven de hilo conductor de la historia, y a través suyo se manifiestan las fases por las que atraviesa la personalidad de Adams. Otra correspondecia paralela es la que en los últimos años de vida mantuvo, ya retirado de la vida pública, con Jefferson. Todo ello aparece reflejado en pantalla a lo largo de sus 7 capítulos.

A
Losantos le ha parecido (o eso le he entendido yo) que la serie es algo así como un panfleto centristoide (que el productor ejecutivo sea Tom Hanks explica algunas cosas), sin embargo a mi me parece que ni la ideología ni la propia Revolución americana son las autenticas protagonistas de la historia, aunque tal lectura tampoco es descartable si se atiende a los primeros capítulos, sino el carácter y vida personal y familiar del protagonista, pues su vida pública habría sido un reflejo de aquélla. Parece que en parte se ha tratado de dibujar el perfil de lo que debería ser un político, sobre todo si aspira Presidente, alejado del radicalismo y el dogmatismo, pero con determinación para tomar decisiones en momentos dificiles y rectitud moral en sus actos, en definitiva, un ideal para unos momentos en que la Presidencia de los EEUU estaría en horas bajas. 

Podría decir algunas cosas más, pero creo que lo mejor es que la vean y la disfrúten, pese a todo el empaque, se trata de entretenimiento de primera calidad.

(Trailer)

(Cabecera de la serie y tema central de la BSO)


(Making of)

No hay comentarios: