¡Visualización óptima de este blog con una resolución de pantalla de 1280 x 1024!

Páginas

LA FRASE

"Los españoles pertenecemos a la categoría de colectivos a los que tradicional e históricamente preocupó mucho más la diferencia de clases y la injusticia socialque las libertades individuales.

Se perdona mal a los ricos y empresarios la ostentación y el agravio, mientras que los funcionarios públicos pueden difundir secretos, realizar escuchas, propagar infamias y otras mil maneras pergeñadas para el abuso del poder."

lunes, febrero 23, 2009

MANIFIESTO DE MADRID POR LA LIBERTAD EN CUBA

Hace cincuenta años que Cuba padece una dictadura comunista, y en ese larguísimo periodo, que abarca tres generaciones, los cubanos sólo han conocido un gobierno: el de los hermanos Fidel y Raúl Castro. Si no mediaran miles de fusilamientos, si no existiera tanta represión y terror, sólo ésa circunstancia sería suficiente para condenar sin paliativos cuanto allí sucede.

Los cubanos que logran exiliarse y los viajeros que visitan a Cuba, casi unánimemente dan cuenta de una nación destruida en el orden material y espiritual, congelada en el tiempo, en la que más de doscientos presos de conciencia purgan largas sentencias en unas cárceles terribles, mientras los demócratas de la oposición que piden elecciones libres y respeto por los derechos humanos sufren toda clase de vejámenes y atropellos.

Esta bochornosa situación debe terminar. Cuba no puede seguir siendo una anacrónica dictadura comunista en un mundo en el que esa opción desapareció bajo el peso de su propia crueldad y torpeza. Los cubanos tienen derecho a vivir en libertad y a recuperar el control de su destino como personas.

La nueva relación entre la comunidad internacional (principalmente de gobiernos de Iberoamérica) y el Gobierno de Raúl Castro está basada en una falsedad que se ha repetido periódicamente en estos 50 años por parte del régimen cubano. El mundo quiere que Cuba cambie, cree que su Gobierno tiene la voluntad de cambiar y ese Gobierno le hace creer al mundo que desea el cambio. Sin embargo, a partir de una observación elemental no solo en este último año, sino de toda su trayectoria, se aprecia que no existe y no han existido evidencias de cambios reales por parte del régimen cubano.

Este Manifiesto tiene dos claros destinatarios: al gobierno dictatorial cubano le exigimos que abra las cárceles, permita que los cubanos ejerzan sus derechos, expresen sin más dilación sus preferencias políticas, y le dé paso a la inevitable transición hacia la democracia, que sean los propios cubanos soberanamente los que decidan sobre su destino; a los gobiernos y pueblos libres del mundo, que denuncien vigorosamente los crímenes de esa tiranía, apoyen explícitamente a la oposición democrática cubana y demanden con energía la libertad de todos los cubanos.

En Madrid, a primero de febrero de 2009.

Para firmar el Manifiesto.

sábado, febrero 21, 2009

Y el ansia acabó con él

Algunas personas se dejan consumir por el ansia. A Garzón le ha ocurrido. Acaparador de portadas, titulares y sumarios, tarde o temprano, todo ello tenía que pasarle factura.

Los 7 pecados capitales de Garzón:

  1. Pereza: Por dejar pasar el tiempo e instruir mal en numerosos casos que se le presentan, con el resultado de que los acusados bien salen libres o con penas reducidísimas, si no es que un nuevo instructor lo remedía.
  2. Gula: En ella cayo cuando tras señalar a Felipe González como "Mister X" de los GAL, decidio acompañarle en las listas electorales esperando ver así “engordado” su prestigio como flamante superministro de interior y justicia, puesto que al final recaería en otro juez, Belloch.
  3. Envidia: Es la que sin duda le ha llevado a traicionar a sus amigos (léase, Gómez de Liaño).
  4. Soberbia: Por procesar dictadores seniles (Pinochet), no atreverse con los que están en activo (Castro, Chávez) y, en cambio, querer juzgar por genocidio a Presidentes democraticamente electos (Bush, Aznar o Blair).
  5. Avaricia: Por dedicar más tiempo que a ser juez a la lectura de manifiestos, discursos, conceder y ¡realizar! entrevistas, presentar libros etc… estar, en definitiva, más tiempo fuera que dentro del juzgado, con la sana pero inadecuada idea de amasar una fortuna inaudita para cualquier magistrado.
  6. Lujuria: Por desconocer que Franco ha muerto y querer juzgarlo (vulgo, necrofilia judicial).
  7. Ira: Por dar "caza" a "animalitos" indefensos, hoy tiernos muflones, mañana miembros del Partido Popular. Ambas cosas en compañía del Ministro de Cinegetia, digo de Justicia, Fernández Bermejo.
Actualización: parece que ya ha sido dado de alta ¿Seguirá pecando o se reformará?

domingo, febrero 15, 2009

Y Rudy "fue, vio y venció"... moralmente



Vote for Him!



PD: Lo tuyo no es la música, Rudy, pero sigue dándole así de bien a la canasta.

jueves, febrero 05, 2009

Lengua y nacionalismo en Cataluña

En el suplemento IDEAS de Libertad Digital, Antonio Robles escribe un muy recomendable artículo en dos partes. En forma de carta abierta, Robles se dirige al Presidente del Gobierno, Rodríguez Zapatero, al que hace en parte responsable, por acción y omisión, de la actual situación en que se encuentra el castellano (lengua común de todos los españoles) en Cataluña. Apoyado en una variada y contrastada información, el también colaborador de LD y fundador de la plataforma Ciuadanos de Cataluña, nos relata como el "nacionalismo" ha destruido la libertad lingüística en Cataluña. Lejos de promover una sana convivencia entre ambas lenguas, que son cooficiales (art. 3 de la Constitución Española), los sucesivos gobiernos autonómicos (antes de CIU, ahora del PSC) en nombre de la "normalización lingüística" han implementado políticas que “de hecho” resultan discriminatorias para los castellanohablantes. Se han incumplido incluso las propias leyes aprobadas por el Parlamento de Cataluña sobre la materia y se incita a la desobediencia frente a las decisiones de lso tribuanels que amparan el uso del castellan o en diferentes ámbitos, mientras en desarrollo del nuevo Estatuto de Cataluña se preparan las reformas legales que conviertan la discriminación lingüística y el tratamiento del castellano como una lengua extranjera más dentro de la “nación catalana” en una situación "de derecho".

Parte del origen de las actuales querellas idiomáticas puede remontarse aquel concepto que hizo furor en la Transición entre politicos e intelectuales y se plasmo en sucesivos Estatutos de autonomia: la lengua propia. Pero si el Catalán es la lengua propia de Cataluña ¿qué es el castellano o español? ¿la lengua impropia? ¿la menos propia? Hoy se asume con normalidad que el catalanohablante es una minoría lingüística como si de un germano-parlante en la Chequia e Italia de entreguerras se tratase. No se dan cuenta de lo que éso significa: la asunción de la existencia de dos comunidades distintas basadas en el idioma hablado pero que convivirian artificialmente en el mismo territorio (El Ulster, el País Vasco). 

Con la eliminación de las absurdas e injustas restricciones que el franquismo establecio al uso del catalán debió ser ya suficiente para que cada cual dispusiera de la lengua qeu quisiera. Pero tal proposición no aplaco el hambre de poder del nacionalismo catalán, que alimenta su proyecto político a largo plazo y que tiene en el idioma un instrumento indispensable. Así, la lengua catalana se ha convertido, en manos de los nacionalistas, en el instrumento principal para la construcción de la "nación catalana", algo que difícilmente podría llegar a existir de respetarse escrupulosamente las libertades de los ciudadanos catalanes, quienes siempre han cosntituido una comunidad política y social única con dos lenguas. 

El imperialismo catalanista y el gobierno omnipotente.

Una de las muchas aportaciones del teórico y economista austriaco Ludwig Von Mises en su libro "Gobierno omnipotente" fue la la de intuir y describir la verdadera naturaleza del nacionalismo del siglo XX, el cual, en contraposición con el  nacionalismo decimonónico de caracter netamente liberal y autodeterminador (tb. ver los ensayos de I. Berlin sobre el nacionalismo, son muy ilsutrativos) que primaba el derecho de una comunidad a dotarse de un autogobierno respetuoso con los derechos de los individuos basado en imperio de la ley y que sirvio primero como freno a los señores feudales y luego frente a los imperialismos; el nacionalismo moderno se caracterizaría por su ramplón economicismo, marcadamente socialista e intervencionista. Paradójicamente, tampoco haría ascos al imperialismo. Sus manifestaciones más exacerbadas fueron el nacionalsocialismo alemán y el fascismo italiano, asi como la Rusia soviética. El nacionalismo catalan se enmarco y se emarca en al actualidad en el segundo de estos nacionalismos y sorprende ver como comparte conceptos y politicas con regimenes de infausto recuerdo para la humanidad.

La Gran Alemania, el lebensraum, el espacio vital de los nazis, se trastoca ahora en los Països Catalans, que incluyen la actual Comunidad Autónoma de Cataluña, Valencia, Baleares, parte del Alto Aragón y sureste de Francia. Este proyecto pan-catalanista posee dos vertientes cuyos desarrollos corren en paralelo y se han visto aceleradas tras la aprobación del nuevo Estatuto, que conto con el apoyo de Zapatero. En él la lengua y cultura catalanas juegan un papel primordial. 

Por un lado, se intenta conseguir la hegemonía lingüística interna, que consiste en que el ciudadano de Cataluña “viva en catalán”, e incluso el inmigrante, vanga de donde venga deba ceñirse a esta lengua para su integración y progreso social, vedándosele al mismo tiempo el conocimiento del castellano y con ello las posibilidades de acceso al mercado interior común español (garantizado en la Constitución, aunque nadie se acuerde de ello). Por otro, asisitimos a la colonización cultural de las regiones limítrofes, donde se violenta el ámbito competencial de las autonomías vecinas, con el fin último de expandir fuera de Cataluña el catalán y con él la visión nacionalista de la realidad catalana. A esto cabe añadir la articualción de una política exterior propia e independiente difundida a traves de las embajadas catalanas, que entra en muchas ocasiones e nconclicto con la política exterior española.

Pero como ocurríó en el caso del nacionalsocialismo alemán, el imperialismo cultural catalán esconde no otra cosa que un imperialismo económico caracterizado por el intervencionismo público y el dirigismo político. Este nacionalismo económico necesita de la parasitación de la economía y Hacienda españolas, vía bilateralidad (con efectos debilitadores sobre el conjunto), produciendo el endeudamiento y debilitamiento del Estado central para satisfacer las demandas catalanistas; y la creación de grandes empresas públicas catalanas junto a la connivencia entre poderes públicos autonómicos y empresarios privados. Por si quedase alguna duda, en este punto, y al igual que los empresarios del Tercer Reich se pusieron al servicio de Hitler y su proyecto político, los empresarios catalanes hicieron lo propio con respecto al catalanismo.

El resultado de todo estos son 30 años de hegemonía nacionalista (hegemonía transversal, que atraviesa de la derecha a la izquierda políticas, de CIU a ERC, y que ha absorbido también a los partidos de ámbito nacional, PP y PSOE) y el debilitamiento de la sociedad civil catalana, hasta convertir la "resistencia" a este proyecto en un acto de heroísmo diario.

Lo trágico del triunfo de ideas políticas tan despreciables y peligrosas para le genero humano como éstas, es que no es el fruto de un día o de la casualidad; tal y como nos narra Mises en la obra antes mencionada (en ese caso para, Prusia y Alemania, y el resto de Europa Occidental), lo son de la derrota, abandono o rechazo de otras ideas políticas más nobles, realistas y eficientes para el progreso y bienestar humano: las del liberalismo