¡Visualización óptima de este blog con una resolución de pantalla de 1280 x 1024!

Páginas

LA FRASE

"Los españoles pertenecemos a la categoría de colectivos a los que tradicional e históricamente preocupó mucho más la diferencia de clases y la injusticia socialque las libertades individuales.

Se perdona mal a los ricos y empresarios la ostentación y el agravio, mientras que los funcionarios públicos pueden difundir secretos, realizar escuchas, propagar infamias y otras mil maneras pergeñadas para el abuso del poder."

lunes, abril 14, 2008

Los nuevos Ministros (actualizado)

La primera decisión de Zapatero tras “prometer”, por segunda vez, el cargo de Presidente del Gobierno, ha sido, como es lógico, el nombramiento de su equipo ministerial, acompañada por la mayor reestructuración de la Administración General del Estado de todos los gobiernos de la democracia. Son, ambas, acciones políticas de primer orden, de las cuales podemos extraer información muy útil sobre las políticas públicas que se desarrollarán en los próximos años. Para ello, he dividido los nombramientos de Zapatero en tres grandes grupos que forman un todo orgánico, y son, respectivamente, la base, la estructura y la superestructura del Gobierno de Zapatero.

Un primer grupo de nombramientos, la base, la forma el núcleo duro de su gobierno y se define por la idea de “continuismo”. Un segundo grupo son los tres nuevos superministros al mando tres Macro-Ministerios, los cuales asumen competencias fundamentales para la planificación económica y social de la nación. Es la ideología del “tecnocratismo” la que gobierna este segundo grupo. Un tercer y último grupo de nombramientos, a mi juicio, los más preocupantes, están relacionados con las dos ideas vertebradotas de todo su programa de Gobierno, “progreso e igualdad”, tal y como Zapatero y la izquierda radical española de hoy las entienden (antimilitarismo, ecologismo, paridad, cientismo).

Continuismo: el núcleo duro.

El continuismo se observa en el núcleo duro del Gobierno de Zapatero, formado por las dos Vicepresidencias y los Ministerios de Justicia e Interior, más el portavoz socialista en el Congreso, Alonso.

Solbes y De la Vega repiten en las vicepresidencias económica y política, respectivamente, del Gobierno. Zapatero no puede prescindir de ellos ya que aportan un mínimo de experiencia y autoridad a su gabinete. Un cambio en cualquiera habría sido destacado por la opinión pública y la prensa y habría aparentado debilidad. Pero si De la Vega parece indiscutible, Solbes lo tiene mas difícil pues volverá a tener cerca a Miguel Sebastian haciendo de las suyas. Si la crisis económica se alarga y el New Deal de Solbes no suerte efecto, puede haber relevo a mitad de la legislatura o darse una bicefalia en la dirección económica.

Alfredo Pérez Rubalcaba seguirá como Ministro de Interior. Tampoco puede prescindir de él. Esta bregado en estas lides y es quien mejor conoce el tema de ETA. Fue quien dirigió de cerca el antes, el durante y el después del “alto el fuego” y a Zapatero le conviene tenerlo cerca. Le hemos visto en todos los registros, en el sectarismo más absoluto al servicio de su partido y del gobierno y como artífice del Pacto antiterrorista y la nueva política de “endurecimiento” tras el “alto el fuego” ¿Cual adoptará a partir del lunes? Como buen “funcionario de la política” estará a lo que diga su jefe. Por sus manos pasaran las reformas en las Fuerzas de Seguridad del Estado y la lucha contra la ola de criminalidad creciente proveniente de bandas organizadas y la violencia domestica, empresas en que el PSOE ha sido ineficaz. Estará muy condicionado por lo que se decida desde Justicia (Bermejo).

Precisamente una de las peores noticias es la renovación de Mariano Fernández Bermejo al frente del Ministerio de Justicia. Un tipo zafio y sectario hasta la nausea, desagrada al 90 % de funcionarios de la Administración de Justicia y de los jueces españoles. Solo puede permanecer para hacer el mal. Su poder dependerá del futuro del todavía hoy Fiscal General del Estado, Conde Pumpido, con el que se lleva a matar. Con Bermejo al frente del ministerio la Ley del Menor no se tocará y tampoco esperen un endurecimiento del Código Penal. En cualquier caso, debemos prepararnos para lo peor.

En cuanto al nuevo Portavoz del Grupo Socialista en el Congreso, Alonso, no es parte del Gobierno y ya conocíamos su designación desde hace días, pero merece una mención aquí. Allá donde ha ido apenas ha destacado y ha dejado a casi todo el mundo indiferente. Su perfil bajo y correcto en las formas es ideal para entenderse con Soraya S. de S. en el nuevo “clima” de dialogo entre Gobierno y Oposición surgido tras las elecciones. De él van a depender la negociación de los recambios en el CGPJ y el TC, y no sabemos cuanta autonomía tendrá respecto del Gobierno, no será mucha ya que es hombre de confianza de Zapatero.

Los tres nombramientos anteriores demuestran el interés creciente de Zapatero de controlar los resortes mas poderosos del Estado, la policía y la justicia, de forma que pueda llevar a cabo el resto de su programa anulando cualquier oposición tanto interna como externa.

Otros que repiten son Magdalena Álvarez en Fomento y Moratinos en Exteriores. A riesgo de equivocarme, creo que ninguno terminara legislatura, ni siquiera el año. Mientras les buscan algo mejor que hacer, Zapatero les agradece los servicios prestados al tiempo que intenta camuflar el fracaso de ambos en sus puestos. Apuesto a que Bernardino León, Secretario de Estado de Asuntos Exteriores, promocionará a Ministro. El futuro de Fomento es una incógnita.

También, Cesar Antonio Molina volverá a ocuparse de Cultura. No parece mala decisión y se gano un voto de confianza al echar a la Directora de la Biblioteca Nacional, la impresentable Rosa Regás. Destaca poco y apenas ha tenido salidas de tono. Pero las cosas vistas desde más de cerca no pintan bien. En esta segunda legislatura veremos de verdad de que pasta esta hecho. Tiene varios frentes abiertos, uno primero a cuenta del canon digital, el cual apoyo, con la boca pequeña pero apoyo, con su presencia en el acto organizado por los artistas a Zapatero. Molina tendrá que tomar una posición y va a ser difícil contentar a todo el mundo. Otro es la política lingüística, en especial, el proyecto catalán de colonización cultural del Levante español, (dentro de la segunda fase del Estatuto de Cataluña) y que ya se esta subvencionando por iniciativa del propio Molina.

Tecnocratismo: reorganización de la Administración tecnica del Estado y Súper-Ministros.

La estructura del Gobierno socialista se fundamenta en estos tres ministerios de caracter tecnico, todos los demas estarán en gran parte subordinados a los planes generales que estos aprueben.

El macro-Ministerio de Educación, Política Social y Deporte que dirigirá Mercedes Cabrera, suma a la Educación las competencias en Asuntos Sociales y la gestión de la Ley de Dependencia. Después de haber resucitado en la pasada legislatura el franquista Ministerio de la Vivienda, ahora toca el turno del Ministerio de la Familia. Nunca un Presidente de la Democracia adopto um odelo de Administración tan parecido al de la Dictadura, contradicciones que no por estudiadas y debatidas dejan de sorprender, los medios progres lo aplaudirán. Todo apunta a u ninteres por tener a las familias españolas controladas por vía del adoctrinamiento moral en la Educación (EpC) y por el bolsillo de las ayudas a discapacitados y ancianos. Es absurdo que la Asistencia Social (la Dependencia) no se integre en el Ministerio de Sanidad, al que esta naturalmente unida, o que la vivienda no sea parte de la Política social general y mantenga un ministerio propio.

Miguel Sebastian vuelve a la política nacional tras su derrota en las Elecciones al Ayuntamiento de Madrid para hacerse cargo del nuevo Ministerio de Industria, Comercio y Turismo. Del antiguo INI no queda hoy casi nada. Comercio esta en manos de las CCAA y Ayuntamientos por la descentralización política y administrativa. Turismo, admitámoslo, es una competencia “naif”. Dicho esto, Sebastian tenia que volver, antes o después, y hacerlo como Superministro. Aunque pocas competencias, las que aún conserva son muy importantes. En Industria esta la Política Energética, con el tema pendiente de la Energía Nuclear y el déficit energético español. En comercio, la imprescindible Ley de Unidad de Mercado, que por no estaba en el programa del PSOE (si en el del PP), ni creo que vaya a promoverse pues choca con los intereses de los nacionalistas. Chocará con Solbes otra véz.

El tercer Macro-Ministerio es el de Medio Ambiente, Medio Rural y Marino, cuya titular será, Elena Espinosa. La desaparición de la denominación Agricultura ha sido muy contestada pero puede tener dos interpretaciones muy distintas. La primera y mas positiva, por fin desde el Gobierno se va a dar un tratamiento integral al mundo rural, abandonando la concepción decimonónica del campo como un sitio dedicado en exclusiva a la explotación agraria. El campo es una “red social y económica” que ha sido ignorada por los sucesivos gobiernos. Los parques naturales, el turismo rural, la propia agricultura, la caza, los deportes naturales, el urbanismo e infraestructura de las zonas rurales, etc. son asuntos que deben ser abordados de manera conjunta. Pero existe otra interpretación, menos satisfactoria, se esta tirando la toalla en el tema del estado de la explotación agrícola española, desordenada, anticuada, improductiva y que pervive muy subvencionada. Si este espíritu es el que va a guiar al nuevo Ministerio, muy acorde con la ideológica ecologista, estaremos dando un paso atrás pues cualquier política de medio rural en España debe tener como punto de partida una reforma agraria en profundidad que saque a amplias zonas de España del subdesarrollo en que se encuentran. El Agua será otra de sus competencias, pero el Gobierno socialista sigue sin un planeamiento nacional del tema y eso no lo va a cambiar la superministra. Tampoco creo que pueda frenar el deterioro del litoral español a consecuencia de las desaladoras en la costa del Mediterráneo, el turismo desordenado y la pésima gestión de los caladeros (a todo esto, la pesca ¿dónde esta?).

Los tres ministerios ademas pueden tener problemas para sacar adelante sus politicas, debido al solapamiento de las competencais con otros ministerios menores y entre las suyas propias. Solbes deberá coordinarlos y ya veremos cuanto se dejan, sobre todo Sebatian.

Progreso e igualdad: algunos nombramientos
preocupantes.

El tercer grupo de nombramientos es el más preocupante. De alto contenido ideologico, se trata de la avanzadilla del programa socialista, la cual solo podía ser llevada a cabo cuando la base y la estructura estuvieran afianzadas. Son nelementos de esta supereestructura.

La conjunción del Ministerio de Sanidad y del nuevo Ministerio de Ciencia e Innovación anuncia una ofensiva en campos muy sensibles para el debate público y que no deben dejarse en manos de científicos iluminados. Bernat Soria (Sanidad) es conocido por su posición pro-investigación con células madre embrionarias y la novata Cristina Garmendia (Ciencia é Innovación) ha sido, hasta hoy, directora del mayor instituto privado español especializado en la investigación con células madre (sector privado y poder político se acercan de nuevo). Si el PP estuviera espabilado la primera pregunta en el Congreso para la nueva ministra seria cual es su posición en los principales cuestiones de Bioética: aborto, eutanasia, investigación con células madre, reproducción asistida, terapias génicas, etc. Todo apunta a que Zapatero va ha intentar en esta legislatura un nuevo asalto en estos campos, incluso con mayor fuerza que en la anterior.

Carma Chacón en Defensa es, junto al nuevo titular de Trabajo, la cuota PSC que Zapatero debe pagar por los escaños prestados por la filial catalana ¿Qué sabe de Defensa esta mujer? Yo creo que nada, tampoco se puede decir de sus antecesores en el cargo que fueran unos grandes entendidos, pero al menos no eran reconocidos eco-pacifistas (verdes por fuera y rojos por dentro) ni nacionalistas catalanes (solo trabajaré para cataluña). Sin duda el nombramiento cabreará a las bases de Ejercito (la cúpula esta muy bien instalada y contenta de haberse conocido) y augura una etapa de recortes y desmantelamiento progresivo del ya de por si precario ejercito español. En paralelo, asistiremos al fortalecimiento de la dudosamente constitucional Unidad de Emergencia (el ejercito personal de Zapatero) en detrimento de la Defensa Nacional.

En lo que respecta a Celestino Corbacho, nuevo responsable de Trabajo e Inmigración habrá que estar atentos. El modelo de integración de los emigrantes desplegado en Cataluña por el PSC ha sido el del multiculturalismo (que no tiene nada que ver con el pluralismo cultural que existe en toda sociedad libre), si va a ser exportado al resto de España auguro una legislatura catastrófica en esta materia. En cuanto a las competencias de Trabajo, deberá pactar con empresarios y sindicatos una reforma urgente del mercado laboral, tarea muy difícil de conseguir para alguien sin experiencia alguna en ese campo y con hipotecas ideologicas.

Vuelve la Inquisición. El nuevo Ministerio de Igualdad estará a cargo de la Ministra mas joven (31 años) de la Democracia (como si la edad fuera un mérito) Bibiana Aido, antes directora de la Agencia del Flamenco, ingenuo yo, pensé que se referia al ave, pero no, es al estilo musical. Un ministerio transversal ideado para enredar en los restantes ministerios y complicar la vida de los ciudadanos con descabelladas ideas legislativas y la creación de una “policía política” de la “igualdad de trato y no discriminación”, para tener vigiladas a las empresas y familias. Una interesante cuestión sería saber cual es su posición respecto de la prostitución y en cual de las dos corrientes en que se divide radicalmente el feminismo español se sitúa (la regulacionista o la abolicionista). Ah, y lo primero que tiene que hacer la Ministra, si quiere ser coherente, es decidir a cual de sus compañeras de Gobierno hay que echar para recuperar la paridad hombres-mujeres que el Presidente Zapatero ha roto, precisamente, con su nombramiento.

Conclusión. Deriva antinacional y revolucionaría.

Nos encontramos ante un gobierno en el que continua el núcleo duro de la pasada legislatura, reforzado por la vuelta de Sebastian y otros nuevos ministros. Las competencias técnicas se concentran en una dirección tecnocrática de la sociedad española. Por último, se amplia el proyecto “progresista” y antinacional. Hay razones suficientes para estar preocupado.
_____________
Actualización: Jose Garcia Domínguez nos cuenta algunas cosas sobre Celestino Corbacho, Ministro de Trabajo.
Más sobre la Ministra de Igualdad por Raul Vilas. Y varias asuntos que tendra que afrontar desde su puesto, por Victor Gago.
Cachón en Defensa, por Juán Carlos Girauta.
El asalto a la Justicia, por Jose Carlos Rodríguez, y el regreso del Clan Intermoney, por Enrique Rosendo.
Ya sabemos que Bernanrdino León se va a Presidencia, pero sigo creyendo que Moratinos dejará Exteriores pronto.