¡Visualización óptima de este blog con una resolución de pantalla de 1280 x 1024!

Páginas

LA FRASE

"Los españoles pertenecemos a la categoría de colectivos a los que tradicional e históricamente preocupó mucho más la diferencia de clases y la injusticia socialque las libertades individuales.

Se perdona mal a los ricos y empresarios la ostentación y el agravio, mientras que los funcionarios públicos pueden difundir secretos, realizar escuchas, propagar infamias y otras mil maneras pergeñadas para el abuso del poder."

lunes, mayo 26, 2008

Juán Manuel de Prada, en retrospectiva, y la campaña contra los liberales españoles

Leer a Fernando Sánchez Dragó es un ejercicio muy estimulante intelectualmente, dada la inmensa capacidad que posee este hombre para manejar elementos heterogéneos, dispersos y a veces dispares y asociarlos dentro un texto redactado con uno de los mejores españoles que aún pueden leerse (y oírse hablar), hoy, en el peridodismo este país. Aunque su prosa recargada no es del gusto de todo el mundo, creo que merece la pena hincarle el diente a su “Y si habla mal de España… es español” (Editorial Planeta). Pero no voy a hablarles del libro (léanlo, se lo recomiendo) sino de algo que he descubierto gracias a él.

No hace mucho, en el blog de Elentir, nos informaban de los últimos artículos del escrito Juan Manuel de Prada en ABC, donde criticaba al liberalismo como el causante de todos los males de este mundo (incluida la oleada de laicismo y anticlericalismo actuales). Por ejemplo con perlas como esta:

Bloque entrecomilladoEl liberalismo, en fin, es el caldo de cultivo que la derecha aliña, creando las condiciones sociales, económicas y morales óptimas para el triunfo de la izquierda, que es la que mejor ha sabido vender las falsificaciones de la libertad inventadas por el liberalismo.”

No me detendré en que entiende Prada por estos conceptos y como los usa en sus columnas, ni explicaré las falacias que esconde su discurso. Lo que si voy a hacer es poner en retrospectiva sus textos.

Cuál es mi sorpresa que leyendo el libro de Sánchez Drago descubro (pags. 165-166) la existencia de otro artículo de Prada en ABC fechado el 18 de Agosto de 2007 y que lleva por titulo “La batalla de las Ideas” (¿no les suena de algo?). Drago selecciona un fragmento del mismo que reproduzco a continuación y me gustaría que leyeran con atención porque no tiene desperdicio:

Bloque entrecomillado(...) la derecha debería esforzarse por evitar caer en las trampas que la izquierda le tiende. Quizá la más grosera de estas trampas (pero también la trampa en la que la derecha más obcecadamente cae) sea la llamada alternativa «centrista», ese huesecillo que la izquierda arroja a conservadores y liberales cuando quiere provocar el desconcierto entre sus filas. Dejando aparte que, como sostenía Rodríguez Braun, proclamarse de «centro» equivale a definirse equidistante de la libertad y la coacción, ¿quién establece lo que es el «centro»? La izquierda, siempre la izquierda; y lo establece, por supuesto, según su conveniencia. El espectáculo de la derecha española, persiguiendo cual perrillo sarnoso el hueso del «centrismo» que le arroja la izquierda es uno de los más bochornosos y entristecedores que hoy se pueden presenciar. Como en la paradoja de Ulises y la tortuga, la derecha nunca acaba de alcanzar ese «centro» ilusorio, puesto que la izquierda siempre lo cambia de sitio cuando ya su adversario se abalanza sobre él para atraparlo (y es entonces cuando la izquierda tira del hilo, como en las mejores comedias del cine mudo, privando a la derecha de su huesecillo y dejando que muerda el polvo).

Mientras la derecha no plantee sin complejos la batalla de las ideas, denunciando la desnudez del rey y desmontado el chollo ideológico de la izquierda, tendrá que resignarse a desempeñar el papel del perrillo sarnoso en pos de un escurridizo hueso."

La negritas son mias. Pueden leer el articulo entero aquí. Fue tal la transcendencia del texto que no solo Drago lo recoge en su libro sino que, por ejemplo, la Fundación Burke tambien hace referencia a él en su web y lo adjunta a la Tercera de ABC de Rodriguez Braun mencionada por el escritor de derechas (por cierto, ésta es otra lectura recomendable para Lasalle en sus estudios sobre el liberalismo intransigente).

El asunto toma como ven un cariz más que interesante. ¿Qué hace que este señor en menos de un año pase de secundar a Carlos Rodríguez Braun a hacer la pelota al nuevo “centrismo-conservador-autoritario-fraguista-gallardonista” (madre mía, que palabro) el cual, precisamente, da la razón a la izquierda en su discurso, mucho mas que el liberalismo español? ¿Cómo se puede pasar de defender la concepción liberal-conservadora de la sociedad a culpar a esta de los males que vienen de la socialdemocracia, del jacobinismo o del nacionalismo? ¿Y el negar, ahora, qué catolicismo y liberalismo sean compatibles cuándo antes los consideraba parte de un mismo entente? ¿Y el desprecio mostrado hacia Esperanza Aguirre? ¿La crítica al "centrismo" de entonces, dónde queda?

El meapilismo de los periodistas, intelectuales y políticos de la derecha española es una constante desde tiempos inmemorables. Los franquistas de ayer son los “moderados” de hoy, los periodistas aznaristas de ayer son los rajoyistas de hoy. Lo vimos cuando empezó la actual campaña montada contra los liberales españoles, desde fuera y desde dentro (con bombas de relojería programadas, cambios de chaqueta, boicots varios, competencia desleal). De Prada, por desgracai parece un ejemplo vivo de aquella gente que compone la vanguardia de la derecha sociológica española, con aliados así como espera el PP recuperar a la opinión pública y el Gobierno de la nación.

Mientras, Rajoy calla. O habla solo para decir tonterias e inconveniencias.

7 comentarios:

todoconcursos dijo...

Evidentemente De Prada, de derechas sin complejos no caricaturiza el liberalismo como los blogs de Red Liberal para enmascarar al ala más reaccionaria del PP.

Así que este usted tranquilo, De Prada no se mete con el liberalismo que usted cree encarnar, sino con el de verdad.

Escocés dijo...

"Todoacien" digo "todoconcursos":

"De Prada no se mete con el liberalismo que usted cree encarnar, sino con el de verdad."

Claro, claro. De Prada se mete con el liberalismo de verdad, el que acabo con el Antiguo Régimen, como buen conservador autoritario que es. Pero resulta que ese es el mismo liberalismo que yo defiendo. Y es que cuando Fraga es el "centro" todo es posible, que Franco sea el centro derecha y Carrillo el centro izquierda. Magnífico.

Prada además es inconsecuente, lo mismo critica el relajamiento de las costumbres que significa el liberalismo que loa al estadista Pericles, quien vivía amancebado con una prostituta para escándalo de los atenientes (pero a ver quien tenía las pelotas de reprochárselo). No se yo si sería del agrado de estos conservadores pitifláuticos como De Prada el que Rajoy o Gallardón hicieran lo propio en la actualidad. Si nos ponemos chulos Pericles fue ademas el inventor de las subvenciones a los artistas que el tanto critica, cuando le conviene.

Y sobre catolicismo y liberalismo podría decir unas cuantas cosas, pero no quiero entrar en aspectos de la vida privada de este señor, que él mismo hace públicos en programas de televisión, por respeto, aunque no lo merece mucho visto lo visto.

todoconcursos dijo...

Galés, digo, escocés, no se por qué usted interpreta que yo defiendo a De Prada, un señor que sólo me interesa por sus dos primeros libros. De Prada encarna un conservadurismo rancio que detesto, pero al menos no me pretende engañar.

Usted y otros encarnan un conservadurismo ramplante en lo moral y un ultraliberalismo económico y quieren hacer pasar esta ecuación por liberalismo.

Así que cante usted sobre lo que quiera sobre De Prada, puede ser divertido para ambos.

Escocés dijo...

¿Cómo que De Prada no le quiere engañar?, pero no se ha leído usted lo que he escrito en la anotación. Si precisamente lo que esta haciendo De Prada es engañar a todo el mundo, defendiendo ayer lo uno y hoy lo contrario.

Tiene gracia, que me acuse a mí de conservadurismo rancio. Se ve que no me lee. Precisamente defiendo el liberalismo político (lo que incluye las libertades políticas y civiles) y económico por igual. De Prada ninguno de los dos, así que me insulta y calumnia cuando me compara con él.

Si tanto desprecia el conservadurismo rancio, supongo que no vera con buenos ojos la derecha "moderada y centrista" de Fraga y Gallardón. Por favor alegreme el dia diciendome lo que quiero oir.

Y lamento mucho que haya tenido que leer dos libros suyos.

todoconcursos dijo...

Por empezar por el final, El silencio del patinador es un muy buen libro de cuentos. Léaselo usted aunque le repatee la moral el amigo Juan Manuel, hágame caso. Yo una vez me lei un libro de _Campmany y sigo vivo. Por supuesto, obvie toda su obra desde la laureada La tormenta hasta nuestros días. Le diría que busque usted Coños, inclasificable su primer libro pero no lo va encontrar. Yo, confieso, lo tuve que robar. ¡Lo quería!

Tal vez usted en concreto nhaya hecho alguna defensa de algún tipo de livertad civil, mis felictaciones, yo creo que las defiendo casi todas, pero en este post califica en un enlace como los liberales españoles a la Red Liberal, un site desde el que he llegado a posts contras los homosexuales, a posts contra la investigación cientifica y a otro tipo de perlas antiliberales. Para mi en ese agregador liberales son Berlin Smith, David Ballota, Santiago Navajas y alguno más, La mayoría son conservadores y ultracoservadores.

Perdone usted la comparación con De Prada si tanto le ofende. que tanga un buen día

Javi
http://www.guiadeconcursos.com/Lavigaenmiojo/

Escocés dijo...

Parece usted una persona razonable, y no me gusta la gresca por la gresca, ni es mi estilo dentro o fuera de la red, así que disculpe mi brusquedad inicial. Pero le vuelvo a insistir con la derecha Fraguista-Gallardoniana. ¿De verdad puede creerse alguien que es más centrista y más moderada que cualquier otra dentro del PP? ¿No se dan cuenta de la radicalidad antiliberal que representa, sobre todo en conjunción con esa hija bastarda de la socialdemocracia que es el Zapaterismo? Si no ven lo terrible de este neo-regimen es que no merecen la libertad. Es por eso que me molesta la comparación con De Prada. Yo soy consecuente en la defensa de las libertades básicas de cualqueir tipo en la sociedad. Él no.

Yo si considero Red Liberal una buena muestra del liberalismo español, con sus cosas mejores y sus cosas peores, entre las que me incluyo. Y sino no estaría agregado. Pero no sé es consciente del grado de acoso y derribo al que nos vemos sometidos los blogueros de RL, día si, día también, algo que no tiene parangón en ninguna otra red (y he visitado unas cuantas). Yo mismo he sido víctima de un boicot tremendo este fin de semana que casi acaba con mis nervios. Y hay muchos mas blogs valisoso en RL además de los que menciona.

Le tomo la palabra e intentaré (cuando tenga tiempo entre otras lecturas) leer alguna de sus primeras obras, pero no auguro nada bueno. De Padra, sin duda, no es Capmany.

Y que tenga un buen déa, también.

Anónimo dijo...

De Prada es un escritor infumable.Cualquiera de sus relatos no pasaría el filtro de las normas elementales de redacción en ESO.
Otra cosa son sus artículos y conferencias, que adoleciendo de los mismos defectos, promueven ideas de auténtico diletantismo.Es un personaje bien montado en el sistema, un parásito del supuesto periodismo actual, un farsante intelectual.