¡Visualización óptima de este blog con una resolución de pantalla de 1280 x 1024!

Páginas

LA FRASE

"Los españoles pertenecemos a la categoría de colectivos a los que tradicional e históricamente preocupó mucho más la diferencia de clases y la injusticia socialque las libertades individuales.

Se perdona mal a los ricos y empresarios la ostentación y el agravio, mientras que los funcionarios públicos pueden difundir secretos, realizar escuchas, propagar infamias y otras mil maneras pergeñadas para el abuso del poder."

lunes, enero 26, 2009

Obama, Guantánamo y los ciudadanos de los EEUU

Me entero por El País, edición digital, que ciudadanos estadounidenses invadieron la Web de la CNN con videos grabados por ellos mismos donde mostraban su preocupación por la decisión de Obama de cerrar Guantánamo. La CNN, sabrán, propiedad de Ted Turner, no se caracteriza precisamente por su adscripción ideológica conservadora o ser pro-Bush, es más, su oposición a todas y cada una de las medidas puestas en marcha por la Administración saliente ha sido una constante desde hace 8 años. No obstante, me sorprende lo fácil que es contentar al progresismo internacional, en su mayoría antiamericano hasta la medula, con una medida tan maquillada como la aprobada por Obama. Ciertamente, decir que cierras el presidio en un año no es muy revolucionario que digamos, sobre todo cuando a juicio de muchos analistas éste ha cumplido ya su misión. Además, la decisión pareja de suspender durante cuatro meses la actividad de los tribunales militares produce situaciones tan absurdas como la de  cinco coordinadores de los atentados del 11-S, incluido uno de sus cerebros, Jalid Saij Mohamed, todos los cuales desean ser juzgados a pesar de que si fueran encontrados culpables podrían ser condenados a muerte, y es que están deseando convertirse cuanto antes en mártires; o la de Omar Jadr, un yihadista de nacionalidad canadiense, que era menor de edad cuando fue detenido acusado de asesinar a un marine en Afganistán, y cuyo juicio se celebraba ya mismo, ahora tendrá que esperar cuatro meses más encarcelado preventivamente. Pero lo que de verdad preocupa a los ciudadanos son casos como el del saudí Said Ali al-Shiri, quien después de seis años detenido en la base naval cubana, hoy día engrosa las filas de Al Qaeda en Yemen como número dos de la organización. Al-Shiri abandonó Guantánamo en septiembre de 2007, se había acogido a la conmutación de la pena de prisión por la mera asistencia a cursos de rehabilitación y reinserción en su país natal, Yemen. Y a eso le llaman eficacia. 

Muchos ciudadanos temen algo aún más extremecedor, que el cierre de Guantánamo, y la aplicación de la legislación penal ordinaria a los terroristas aun encarcelados, tengan el resultado a medio plazo de que muchos de estos salgan a la calle. Y esto, con la imposibilidad material de que el Gobierno federal les deporte a sus respectivos países, debido a que la mayoría de los mismos no cumplen con los requisitos mínimos, que exigen tanto el Departamento de Justicia como el Consejo de Seguridad Nacional, para su extradición, pues no aseguran el que no serán torturados o ejecutados sin juicio previo. Por eso Obama prepara dos medidas, una es, adivinen,... ¡tribunales militares especiales!, pero solo para los presos más peligrosos; y la otra, la negociación a marchas forzadas de un acuerdo con los países europeos para que acojan a los yihadistas menos peligrosos (concepto jurídico indeterminado), ya intentado por Bush los últimos dos años sin éxito. Será muy difícil explicar a la opinión publica useña como es que el Gobierno tolera y además asila a sujetos que no han renegado de su odio a los EE.UU. y que estarían dispuestos, nada más verse libres, a organizar asociaciones licitas o/e ilícitas que atenten contra la seguridad nacional. Al final, como siempre, el problema revertirá en nosotros, los europeos, que por vía indirecta nos volveremos a ver envueltos en la lucha contra el terrorismo islámico. 

Obama tendrá que hacer encaje de bolillos con Guantánamo. No obstante, se juega gran parte de su "prestigio" en ello. Un antecedente inmediato, los pinchazos telefonicos ilegales, que ya no son tal mal vistos por el de Illinois, tras los informes a los que su equipo de transición tuvo acceso.  

No sé porque, pero me da que de una u otra manera saldrá airoso del trance. Es lo bueno de personificar el cambio, no importa lo que se haga, bueno o malo, mientras el que lo haga seas tú.

No hay comentarios: