¡Visualización óptima de este blog con una resolución de pantalla de 1280 x 1024!

Páginas

LA FRASE

"Los españoles pertenecemos a la categoría de colectivos a los que tradicional e históricamente preocupó mucho más la diferencia de clases y la injusticia socialque las libertades individuales.

Se perdona mal a los ricos y empresarios la ostentación y el agravio, mientras que los funcionarios públicos pueden difundir secretos, realizar escuchas, propagar infamias y otras mil maneras pergeñadas para el abuso del poder."

lunes, enero 26, 2009

Segundas conclusiones sobre el 1er Foro Abierto del PP.

De David Guistau, en El Mundo (25-I-2009):
"A Aguirre no ha de haberle sorprendido encontrar su nombre en un contrato de demolición firmado por los barreneros del diario El País. Sin embargo, sí tiene que inquietarle el descubrimiento de cuán inmensamente sola está, incluso bajo ataque, sin nadie en Génova que le tire un capote para el quite, ni siquiera el jefe de lidia, o aun éste menos que nadie. Después del Def con Dos político activado por la trama del espionaje, Aguirre ya sabe con qué ferocidad le tiene ganas Gallardón y con qué indiferencia está dispuesto Rajoy a permitir sin mover un músculo que sea exterminada y que el rival político, como los cazadores de indios de Deadwood, galope mostrando su cabellera. En suma, que se ha convertido en el PP en un miembro extraño, mal implantado, que produce en el cuerpo un síndrome de rechazo."

Foto-portada de El Mundo, 26-I-2009 (editada).

Obama, Guantánamo y los ciudadanos de los EEUU

Me entero por El País, edición digital, que ciudadanos estadounidenses invadieron la Web de la CNN con videos grabados por ellos mismos donde mostraban su preocupación por la decisión de Obama de cerrar Guantánamo. La CNN, sabrán, propiedad de Ted Turner, no se caracteriza precisamente por su adscripción ideológica conservadora o ser pro-Bush, es más, su oposición a todas y cada una de las medidas puestas en marcha por la Administración saliente ha sido una constante desde hace 8 años. No obstante, me sorprende lo fácil que es contentar al progresismo internacional, en su mayoría antiamericano hasta la medula, con una medida tan maquillada como la aprobada por Obama. Ciertamente, decir que cierras el presidio en un año no es muy revolucionario que digamos, sobre todo cuando a juicio de muchos analistas éste ha cumplido ya su misión. Además, la decisión pareja de suspender durante cuatro meses la actividad de los tribunales militares produce situaciones tan absurdas como la de  cinco coordinadores de los atentados del 11-S, incluido uno de sus cerebros, Jalid Saij Mohamed, todos los cuales desean ser juzgados a pesar de que si fueran encontrados culpables podrían ser condenados a muerte, y es que están deseando convertirse cuanto antes en mártires; o la de Omar Jadr, un yihadista de nacionalidad canadiense, que era menor de edad cuando fue detenido acusado de asesinar a un marine en Afganistán, y cuyo juicio se celebraba ya mismo, ahora tendrá que esperar cuatro meses más encarcelado preventivamente. Pero lo que de verdad preocupa a los ciudadanos son casos como el del saudí Said Ali al-Shiri, quien después de seis años detenido en la base naval cubana, hoy día engrosa las filas de Al Qaeda en Yemen como número dos de la organización. Al-Shiri abandonó Guantánamo en septiembre de 2007, se había acogido a la conmutación de la pena de prisión por la mera asistencia a cursos de rehabilitación y reinserción en su país natal, Yemen. Y a eso le llaman eficacia. 

Muchos ciudadanos temen algo aún más extremecedor, que el cierre de Guantánamo, y la aplicación de la legislación penal ordinaria a los terroristas aun encarcelados, tengan el resultado a medio plazo de que muchos de estos salgan a la calle. Y esto, con la imposibilidad material de que el Gobierno federal les deporte a sus respectivos países, debido a que la mayoría de los mismos no cumplen con los requisitos mínimos, que exigen tanto el Departamento de Justicia como el Consejo de Seguridad Nacional, para su extradición, pues no aseguran el que no serán torturados o ejecutados sin juicio previo. Por eso Obama prepara dos medidas, una es, adivinen,... ¡tribunales militares especiales!, pero solo para los presos más peligrosos; y la otra, la negociación a marchas forzadas de un acuerdo con los países europeos para que acojan a los yihadistas menos peligrosos (concepto jurídico indeterminado), ya intentado por Bush los últimos dos años sin éxito. Será muy difícil explicar a la opinión publica useña como es que el Gobierno tolera y además asila a sujetos que no han renegado de su odio a los EE.UU. y que estarían dispuestos, nada más verse libres, a organizar asociaciones licitas o/e ilícitas que atenten contra la seguridad nacional. Al final, como siempre, el problema revertirá en nosotros, los europeos, que por vía indirecta nos volveremos a ver envueltos en la lucha contra el terrorismo islámico. 

Obama tendrá que hacer encaje de bolillos con Guantánamo. No obstante, se juega gran parte de su "prestigio" en ello. Un antecedente inmediato, los pinchazos telefonicos ilegales, que ya no son tal mal vistos por el de Illinois, tras los informes a los que su equipo de transición tuvo acceso.  

No sé porque, pero me da que de una u otra manera saldrá airoso del trance. Es lo bueno de personificar el cambio, no importa lo que se haga, bueno o malo, mientras el que lo haga seas tú.

domingo, enero 25, 2009

Primeras conclusiones sobre el Foro Abierto del PP

"escuchar a todo el mundo, sea o no próximo al PP" (Mariano Rajoy)

No te preocupes Mariano, tomamos nota. Si me apuras, creo que ni falta hace que escuchemos al PP, total para lo que dice.

PD: mientras tanto...

jueves, enero 08, 2009

Victor Gago en "La Mañana de COPE"

Si en mi última anotación me hacía eco de la denuncia de Carmen Martínez Castro contra Víctor Gago, hoy pongo a disposición de mis lectores la entrevista que le hicieron a Gago en La Mañana de COPE ayer miércoles 7 de enero. Antes de pasar a comentar un par de cosas de la entrevista, quiero decir que me gusta mucho como está llevando estos días, en ausencia de Losantos, el programa Rosalía Sánchez, en especial las tertulias, tanto por el tratamiento de las noticias como por lo bien que "maneja" a los colaboradores (esa especie tan difícil, que en seguida se le va a uno de las manos). Vaya pues mi felicitación para ella.

En cuanto a la entrevista a Víctor Gago, destacar varias cosas:

- Lo sorprendidos que están algunos con la actitud de la señora Castro (debe ser duro admitir que una profesional con la que has compartido mesa se haya convertido en "mercenaria" de la política).

- Saber que la demandante rechazo el ofrecimiento de Intereconomia (el medio donde se hicieron las declaraciones) de ejercer el derecho de rectificación sin pasar por la vía judicial (añado yo, eso, claro, no da derecho a indemnización).

 - Y que pese a ser, la señora Castro, demandante a titulo individual, el fundamento de la demanda se encuentra en que las declaraciones de Víctor Gago "dañan al partido y su presidencia" (Nota: es la segunda vez en un 24 horas que tengo conocimiento de una identificación extrema de la persona con el colectivo, la primera fue declarada por el líder del PNV, Iñigo Urkullu, al referirse al proceso judicial que afronta Ibarretxe por sus reuniones con Batasuna. Urkullu identifica el procesamiento del Lehendakari con un procesamiento “al partido”, y supongo que por extensión también lo será "al pueblo vasco").

____________________

Entrevista a Víctor Gago en la COPE (entre los minutos 37:40 y 57:00)

lunes, enero 05, 2009

El PP le "felicita" la Navidad a Víctor Gago.

Víctor Gago es periodista y ex-colaborador de Libertad Digital, además de otros medios de comunicación, lleva su propio blog y es uno de los profesionales jóvenes liberales con más futuro. No le conozco personalmente, pero valoro su trabajo, que creo suele realizar con bastante dignidad y buen hacer y juicio. Tal vez por todo eso, el Partido Popular quiso desearle unas "muy felices navidades" poniéndole una demanda. Bueno, en concreto, su jefa de prensa, Carmen Martínez Castro. Que nadie conozca a esta señora fuera de su casa a la hora de comer, poco importa. Todo viene porque en un programa de radio, Víctor Gago aseguro tener fuentes que la señalaban como el origen de la filtraciones a la prensa de una serie de informaciones que desprestigiaban o dañaban la imagen de otros miembros del partido que no se muestran excesivamente eufóricos con la labor de oposición que Rajoy lleva realizando desde la derrota en las Elecciones Generales celebradas el 9 de Marzo del año recién terminado. Los vericuetos de este asunto los pueden seguir aquí, no da para más, ya que el propio Gago ha aceptado rectificar la información para así no tener que revelar su fuente. La popular quiere, además, se la indemnice con una cantidad que donará a una ONG. Es la línea galladoniana en esto de la libertad de expresión.

Tal vez los lectores más avispados hayan percibido que en la esquina superior izquierda del blog tengo recogida como “Frase de las fiestas navideñas” una de Mariano Rajoy, el jefe de la señora Castro. Se corresponde con sus palabras finales para el vídeo de felicitación de las Pascuas 2008-2009 que elaboro el PP. El motivo de mi elección fue ser irónico con los populares y Rajoy en particular. No es que la idea del vídeo en si no me parezca original o adecuada, es más me parece muy bueno, pero dada la situación que atraviesa el país, lo que se espera del líder de la oposición es que, junto a las procedentes felicitaciones, se demuestre realismo y cercanía a las bases y votantes (o potenciales votantes) junto a un mensaje de esperanza (y no estoy haciendo un juego de palabras con la presidenta madrileña). Esto de disfrutar, pasarlo bien, ser muy felices. Estamos en Navidad" es un brindis al sol para que el ciudadano se olvide los muchos problemas que atraviesan él y su nación y se dedique a la juerga y el cachondeo. Mi opinión es que solo puede caer como un jarro de agua fría y pasar por una tomadura de pelo más propia de cierto día 28 que de un 24 o un 25. Pero ésta es la oposición infantilizada que tenemos.

En cualquier caso, si a alguien le tuvo que parecer el colmo de la desvergüenza y la falta de ética y escrúpulos es a Víctor Gago, quien tuvo que sufrir en esas fechas el que una de las personas de confianza de Rajoy (“Carmen, por favor…”) le endosará una denuncia. Si se trata de una nueva forma de caridad cristiana que alguien me la explique que no la entiendo.

No insisto más porque me voy a calentar y acabaré diciendo lo que no debo, pero empieza a mosquear seriamente que el PP vea como imperativo el regañar a los periodistas y opinadores que, supuestamente, son de su misma cuerda intelectual, mientras mira para otro lado e incluso premia (con entrevistas y exclusivas) a otros periodistas y medios que insultan día si, día también a sus votantes y afiliados (“tontos de los cojones”). En fin, con este PP va ir su puñetera madre.

Muchos ánimos a Víctor Gago y todo mi apoyo.

PD: una recopilación de las reacciones en internet frente a este nuevo ataque contra la libertad de expresión. 

Oliver Twist NO se moría de hambre

Charles, Dickens, autor de la celebre Oliver Twist, entre otras novelas, ha pasado a la historia como uno de los grandes literatos ingleses. No seré yo quien niega la calidad de sus historias y el atractivo a sus personajes, y a pesar del exceso de sentimentalismo que obliga al lector a empatizar con aquellos, bajo la subliminal amenaza de ser considerado un desalmado si no lo hace. La humanización y dignificación de los desamparados y marginados sociales es una empresa meritoria y de agradecer frente a las literaturas más formalistas, elitistas o vulgares, dominantes. Sin embargo, al abrigo de la llamada "literatura social", Dickens, junto a otros tantos escritores de la época, acabo siendo responsable de la proliferación de numerosos mitos negativos sobre el siglo XIX (posteriormente aceptados de forma mayoritaria) y, en definitiva, sobre la "era liberal". 

Un estudio publicado en la edición navideña del British Medical Journal prueba, citando fuentes directas, que la dieta que disfrutaban los huérfanos y pobres en los hospicios y casas de trabajo inglesas, como los descritos en Oliver Tiwst, era la adecuada a los conocimientos científicos de los que se disponía, y, es más, que de los datos extraídos por los investigadores, en ningún caso puede afirmarse que pasasen hambre. Además, no se existe constancia documental de abusos y vejaciones por parte de los responsables de esos centros. Para los responsables del estudio debieron producirse, pero nunca de manera sistemática. Por desgracia, mientras el ser humano sea eso, humano, existirán malas personas que se aprovechen o maltraten a los más débiles, es inevitable. No obstante, resulta difícil imaginar que la ilustrada y políticamente activa sociedad victoriana actos de crueldad y explotación masivos no llegasen a la opinión pública y ésta pusiese el grito en el cielo, los diarios lo llevaran impreso en sus portadas y alguien del gobierno de Su Majestad no tomará cartas en el asunto. 

Hayek, en Ley, Legislación y Libertad, nos recuerda que durante la "era liberal" existieron formulas para paliar la situación de los pobres, incapaces, parados y desamparados, véase sino la británica Ley de Pobres de 1834. En otra obra, El capitalismo y los historiadores, editada y prologada el propio Hayek, demuestró, a través de varios ensayos de diferentes autores (Jouvenel, Hartwell) como la revolución industrial y la ideología capitalista contribuyeron a mejorar las condiciones de vida de las masas más allá de lo imaginable apenas un siglo antes, y como aquello aupó a la Inglaterra del XIX al puesto de 1ª potencia mundial. Destaca también Hayek que los terratenientes y los círculos conservadores (donde se movía Dickens) difundieron una versión negativa de los hechos en el marco de su lucha contra los fabricantes y el librecambismo, versión finalmente recogida por la historiografía socialista pues confirmaba sus tesis socio-económicas acerca del capitalismo. La sociedad inglesa no era el ogro que retrato Dickens en sus obras; la frivolidad, la idiocia y la incompetencia no estaban más extendidas entre las élites aristocráticas que en cualquier otro país, de entonces y de ahora, y no tenemos más que pasearnos por la actual clase política e intelectual española para comprobarlo. 

En fin, tal vez merezca la pena que el BMJ dedique un espacio en el próximo especial de navidad para un estudio sobre la personalidad de Dicekns, en particular, sobre como pudo desarrollar una aberrante obsesión en contra del capitalismo. Puede que fueran las privaciones de la niñez que le obligaron a trabajar en una fábrica y que, curiosamente, no le impidieron convertirse a la edad de 27 años en uno de los escritores más conocidos y respetados del país. Guste o no, el librecambismo y el capitalismo contribuyeron a mejorar la situación de miles/millones de personas en el Reino Unido, incluida la del señor Dickens.

Así que la próxima vez que lea Oliver Twist, o visione una de sus múltiples adaptaciones cinematográficas o teatrales, téngala por lo que es, una obra de ficción, y no una prueba irrefutable de los males del capitalismo.

viernes, enero 02, 2009

Empieza el año situándote en el espectro ideológico (y otras cuestiones conexas)

Marcos Polesel, líder del Movimiento Demócrata Liberal venezolano nos explica el funcionamiento de uno de esos cuadros de posicionamiento ideológico que tratan de superar (o por lo menos completar) la dicotomía clásica izquierda-derecha a favor de otra más clarificadora como es la de libertad-autoritarismo. En base a dos valores, uno político y otro económico, situamos las diferentes ideologías en el eje de coordenadas de acuerdo al grado de libertad económica y política que reconocen. El panorama que queda es mucho más complejo, pero también más enriquecedor sobre las creencias políticas en las sociedades modernas.

Como todo sistema de clasificación tiene sus pros y contras. Para mi, su gran virtud es que parte de las preferencias del individuo respecto de políticas concretas y no de prejuicios de clase, raza o creencias de tipo no político. Cualquiera sea rico o pobre, creyente o ateo, nacional o extranjero puede seguir cualquiera de las ideologías representadas simplemente sumándose a los elementos que las caracterizan. Un pero, lo anterior podría entenderse como una aceptación de uno de los principios liberales clásicos, el que sitúa al individuo y sus opiniones como la única fuente de información fiable para el estudio de la sociedad y, en este caso, de las ideas políticas existentes en ella. Por tanto, habrá quienes le atribuirían la aceptación de un prejuicio liberal: el anti-determinismo clasista.

Por otro lado, este sistema de clasificación apoyaría una de mis viejas obsesiones, y es que las ideologías son un producto en esencia obra de las clases medias, pues mantener una posición argumentada sobre políticas concretas exige un mínimo de formación intelectual y tiempo libre. Las clases altas (las cuales dedican casi todo su tiempo libre al ocio) y las clases bajas (las cuales deben dedicar el suyo a seguir ganando el pan que llevarse a la boca) pueden tener una natural inclinación a conservar, unas, y mejorar, las otras, su situación personal, pero no serán sus integrantes quienes definan y propongan los medios adecuados a tal fin, tan solo se sumaran a las ideologías (y sus medios) que previamente han configurado profesionales liberales, intelectuales, profesores, políticos, funcionarios, filósofos e ideólogos varios, que son abrumadoramente clase media. Aquello que denominamos liberalismo, conservadurismo, social democracia, comunismo,… son conjuntos de ideas políticas elaborados todos ellos por individuos integrados en la clase media de sus respectivas naciones y no proyecciones de distintas clases o super-estructuras derivadas de la estructura socio-económica. En las sociedades primitivas no se dio el socialismo tal y como lo arguyen muchos socialistas, por muy indefinido que estuviese el concepto de propiedad privada, éste ya estaba presente. Las progresivas adaptaciones al entorno promovieron mejoras en el bienestar y entonces fue cuando se inicio el debate público sobre los medios e instrumentos a usar y sus efectos sobre la organización social, y lo promovieron las clases medias emergentes, dando forma a las ideologías que hoy conocemos, sobre todo durante el siglo XIX. Del mismo modo, la ideología de la burguesía no es ni fue el liberalismo (como afirmaba Marx), sino que entre los burgueses puede haber liberales y socialistas.

Quisiera señalar que el sistema de clasificación clásico de ideologías como de izquierdas o de derechas tiene aún cierta utilidad práctica en el día a día y en el lenguaje ordinario de la política que no podemos ignorar. Ahora, solo en la medida en que también refleje de alguna manera la oposición libertad-autoritarismo. El jurista y politólogo italiano Norberto Bobbio ya intento a mediados de los 90 del siglo pasado definir a la izquierda y la derecha de esta forma*, identificándolas con uno de los dos ejes. Para Bobbio la derecha seria aquella que defiende la mayor libertad económica pero una menor libertad política o social, mientras que la izquierda actuaría a la inversa. Sin embargo este modelo no ha servido ante la evidencia de gobiernos de derecha profundamente intervencionistas en lo económico y gobiernos de izquierda que no han dudado en adoptar medios autoritarios para conseguir avances en el campo de la moral social (Tb. en el económico y político, en detrimento de posiciones no autoritarias de izquierda). La razón está en que el italiano tenía en mente para su sistema de clasificación más los fines perseguidos y las metas a conseguir (paz, democracia, derechos humanos) que los medios precisos para la consecución de dichos fines y metas, si una mayor libertad o un mayor autoritarismo e intervencionismo el gobierno. 

Otro sistema de clasificación interesante, más elaborado que el de Bobbio, es el desarrollado por nuestro filosofo patrio Gustavo Bueno, entre otros textos, en su libro El Mito de la Izquierda. El rasgo definitorio de las izquierdas y derechas sería su posicionamiento frente el Estado y la Propiedad (entendida como propiedad privada pero, también, como propiedad del Estado o "soberanía") que, en combinación con el análisis histórico de las corrientes ideológicas y políticas, despliega toda su eficacia descriptiva, y cuyo resultado es de un interés mayúsculo. Gustavo Bueno establece el nacimiento de la Izquierda política en la revolución francesa, y la consecuente coincidencia entre el ascenso de la burguesía y el nacimiento de las ideologías.

En cualquier caso, el futuro pasa por la combinación e integración de modelos de clasificación (éstos y otros) para así conseguir un panorama más realista de las ideologías a comienzos del siglo XXI.

PD: para aquellos lectores que quieran rellenar un test ideológico según el sistema expuesto por Marcos Polesel, en esta anotación ya enlace uno.

_______________

* Norberto Bobbio, Derecha e izquierda (1994, segunda edición 1995). Traducción castellana de Alessandra Picone, Taurus, Madrid, 1998.

jueves, enero 01, 2009

Barack Obama / David Palmer (actualizado)

En Etimologías, Cromwell se pregunta extrañado sobre lo motivos para la eterna luna de miel de los progres españoles y europeos con Barack Obama. Añado yo que ésta nos obliga a soportar pestiños como el artículo de Zapatero en el especial "Personaje del Año" de El Mundo, todo un ejemplo de vaciedad intelectual. Nuestro Presidente, como otros muchos, está convencido de que Obama impulsará un cambio profundo en la política exterior y de defensa de los USA. En mi opinión, a este lado del charco seguimos sin comprender al país fundado por Washintong, Adams, Jefferson y compañía, y menos aun conseguimos visualizar lo que esta en juego en el tablero internacional. Si piensan que el de Illinois va ser otro Jimmy Carter se equivocan de cabo a rabo y lo visto hasta ahora apunta, más bien, a lo contrario. De primeras sabemos que no se va a cerrar así porque si el presidio de Guantánamo, ni se van a retirar las tropas de Irak a toda prisa, y yo no apostaría por que vaya a mostrar tibieza ante futuras amenazas contra su país u el orden internacional. En Barcenpundit dan la réplica a Cromwell y recogen algunas de las opiniones y actuaciones de Joe Biden, el Vicepresidente de Obama; tampoco apuntan en la dirección que les gustaría a los próceres progresistas.

Me van a permitir una reflexión muy personal. Y es que cabe preguntarse si Barack Obama, el 44º Presidente de los EE.UU., no será una suerte de David Palmer, el ficticio presidente afroamericano, interpretado por Dennis Haysbert, de la serie de televisión “24. Los que la hemos seguido desde el principio (maltratada hasta la extenuación por Antena 3, que es quien tiene los derechos de emisión en abierto para España) nos resulta harto complicado ignorar algunas similitudes entre ambos. Así, el personaje de Palmer, también del Partido Demócrata, se creo pensando en la figura política de Abraham Lincoln; por su parte, Obama ha delcarado en numerosas ocasiones quen el ex-Presidente Republicano, que acabo con la esclavitud y gano una Guerra civil, es su modelo de gobernante, habiéndolo imitado ya en la ecléctica, e integradora de tendencias y rivales, composición de su gabinete. Si, en Palmer encontramos un presidente negro en absoluto obsesionado con la cuestión racial, enérgico en la defensa de su país, éticamente intachable, que apela constantemente a la unidad y al patriotismo y asume la Jefatura del Estado como una responsabilidad y no un privilegio, muy parecido, todo ello, al Obama que, desde el discurso del dia de su elección hasta la fecha, se va perfilando ante el gran público. Si, vale, el personaje de David Palmer es un ideal, un arquetipo, pero ahí está y su influencia puede haber tenido ¿Cuantos úseños votaron el 4 de noviembre con la imagen, justificada o no, de un Palmer/Obama como futuro presidente grabada en el subconsciente? El asunto, es más, revise tintes de ironía, puesto que el creador y productor de la serie, John Cassar, es un votante republicano reconocido, y el mismísimo John McCain, el rival republicano de Obama, tuvo un breve y anónimo cameo en uno de sus capítulos. 

El poder del arte para crear mitos que luego transforman la realidad es con frecuencia menospreciado. ¿Es el arte el que imita la realidad o viceversa? Con o sin quererlo, se podría haber alimentado en la ficción la imagen de un político (Palmer) que podría haber encontrado su contrapartida en el mundo real (Obama). Solo el tiempo nos confirmará o desechara ésta involuntaria profecía.

Actualización (03-01-2009): Más frases de Joe Biden (via Barcepundit), esta vez sobre el conflicto Israel-Hamas. Y lo que diría Obama si hablase.

Actualización (24-01-2009): Obama habló.