¡Visualización óptima de este blog con una resolución de pantalla de 1280 x 1024!

Páginas

LA FRASE

"Los españoles pertenecemos a la categoría de colectivos a los que tradicional e históricamente preocupó mucho más la diferencia de clases y la injusticia socialque las libertades individuales.

Se perdona mal a los ricos y empresarios la ostentación y el agravio, mientras que los funcionarios públicos pueden difundir secretos, realizar escuchas, propagar infamias y otras mil maneras pergeñadas para el abuso del poder."

sábado, mayo 28, 2005

Problemas nucleares de las Naciones Unidas

Las negociaciones en el seno de la Conferencia de la ONU para la No Proliferación Nuclear se han saldado con un rotundo fracaso, no menos esperado para aquellos que pensamos que las Naciones Unidas son desde hace mucho tiempo (mucho antes de la Guerra de Irak, aproximadamente desde la caída del muro de Berlín y el posterior derrumbe de la Unión Soviética) un foro prácticamente inútil para el encauzamiento de las relaciones internacionales. La deriva de los acontecimientos de la ultima década y comienzos del siglo XXI muestran un panorama donde el peligro, evidente pero contenido por la Real Politik, que era la Rusia comunista ha sido sustituido por las amenazas, dispersas pero mucho más incontroladas, que son las mafias, el terrorismo internacional, los criminales informáticos, y un largo etcétera de peligros aparentemente menores para la estabilidad de las sociedades democráticas. Dentro del inconsciente colectivo existe una muy asentada idea de la amenaza particular que supone la proliferación de armamento nuclear, fácilmente transportable con los adelantos técnicos de los últimos años. La posibilidad de un atentado terrorista con una bomba atómica portátil se dibuja en la mente de los ciudadanos a pesar de que las autoridades insistan en negar tal posibilidad (sino recuerden el asunto de los presuntos maletines nucleares rusos).

Que la tecnología para fabricar energía atómica sea algo que se quiera mantener alejado de determinadas naciones que tradicionalmente han tenido lazos con grupos terroristas o que mantienen regímenes totalitarios siempre a la espera de conseguir mayor poder influencia estaba en la base del
Tratado para la No Proliferación Nuclear, firmado por mas de 188 gobiernos[*] del mundo al amparo de Naciones Unidas. El instrumento pronto se demostró insuficiente e inadecuado tanto para los fines perseguidos como para la evolución de los acontecimientos mundiales, especialmente tras el mas que anunciado fracaso del Protocolo de Kyoto para la reducción de gases del efecto invernadero y la necesidad de ir sustituyendo la dependencia del petróleo, que obligara en un plazo no muy largo de tiempo a volver la cara hacia la energía atómica.

Entre los sonoros fracasos del Tratado y de la ONU esta el haber sido incapaces siquiera de prever que India y Pakistán (enemigos irreconciliables a la sazón de la región de Cachemira) consiguieran fabricar “la Bomba”. Tampoco es baladí el hecho de que Israel, azuzado por la necesidad de supervivencia, también desarrollo su propio programa, aunque a día de hoy sigue negando tener armas nucleares. En los prolegómenos de la 2ª Guerra de Irak algún responsable del gobierno israelí ya advertía de que el país se reservaba usar todos aquellos medios que tuviera a su disposición para defenderse si un Sadam Hussein rebotado por los acontecimientos decidía usar las armas químicas que todo el mundo presumía que tenia contra la población israelí, en una velada referencia la capacidad atómica del Estado judío.

Corea del Norte fue la ultima nación en unirse al club de las potencias nucleares (que son aquellas no que posean tecnología nuclear civil, sino militar). Se sabe con certeza que ya tiene 2 bombas nucleares y que en el próximo año podría desarrollar otras dos. La situación de este régimen totalmente militarizado y carente de las mínimas libertades cívicas, sobre el que cae además un velo de secretismo cuasi absoluto al no poder acceder el resto del mundo a lo que ocurre dentro de sus fronteras, la convierten en un factor decisivo de inestabilidad de una región en la que como señale en una de mis ultimas anotaciones se comienza a vislumbrar una nueva política de bloques formada por Japón (con el apoyo de los EEUU), de un lado, y China y Corea del Norte, por otro.

La 2ª Guerra de Irak no sirvió para pararles los pies a los norcoreanos, pero sus efectos inmediatos sobre otras naciones “rebeldes” si ha sido palpable. El primero y más evidente (pese lo que pese a muchos) el derrocamiento de Sadam Hussein, ya que quito de en medio a un asesino megalómano y el más ambicioso imperialista desde la Segunda Guerra Mundial que se quedo a un paso de conseguir construir una bomba atómica en 1991. Eliminado del tablero de juego (lo que es en definitiva la diplomacia internacional) el factor mas desestabilizante de Oriente Medio, quien por si solo justificaba la escalada de armamentística y nuclear, los argumentos para la Proliferación Nuclear han sufrido un serio revés. Si antes Irán siempre justificaba su programa nuclear en la amenaza del régimen “baazista” y un nuevo intento de invasión ahora ya no puede hacerlo. Es mas, cada vez mas voces llaman la atención a los "ayatolás" sobre sus apoyos a los terroristas que atentan cada día en Irak.

El siguiente efecto se observo en el
abandono por parte de Libia de su programa nuclear (programa que siempre había negado tener). El pragmatismo se impuso y el aviso que para estas naciones supuso el derrocamiento de Sadam estaba claro: no se va a dar segundas oportunidades como a Irak tas la 1ª Guerra del Golfo. Aunque aun se plantean algunas dudas.

Sin embargo el tema iraní sigue encima de la mesa. Básicamente las discusiones en sede de Naciones Unidas de estos días se centraron en el programa nuclear iraní, y que Teherán se empeña en afirmar que tiene fines exclusivamente civiles. Por supuesto la buena fe es algo que no se puede presumir en estos casos. Permitir que Irán tenga acceso a tecnología nuclear debe ir acompañado de transparencia y de controles por parte de la comunidad internacional que en la actualidad son
mínimos. India y Pakistán se equilibran el uno al otro, y algunos gestos recientes indican una reducción de la tensión. Israel solo utilizara sus mísiles en caso de agresión previa de similar característica. Si después de eliminar el factor desequilibrante que era Sadam, Irán consigue un dispositivo militar nuclear volveremos como al principio, si acaso peor, teniendo en cuenta que la posibilidad de una Guerra Civil en Irán no esta descartada a medio-largo plazo.

Las conversaciones han terminado estancadas por la oposición de Irán (apoyado por otros paises arabes como Egipto o Siria) a que Israel las tenga y que a ellos se les exijan tantas cautelas. Señalare lo ridiculo que es poner a la misma altura a un pais asediado por todas sus fronteras durante años y el regimen irani, sin embargo seria una operacion que daria muy buena imagen a Israel si accediera a unas inspecciones mínimas si estas son conjuntas entre EEUU y la ONU, pero debe ser algo que Israel haga por propia voluntad, aunque creo que tendria unos efectos beneficiosos, incluso para el proceso de paz con los palestinos, ya que despejaria cualquier duda de las intenciones defensivas de Israel para aquellos mas excepticos. Tampoco se ha conseguido una mención al asunto de Corea del Norte, el cual, esta claro, pasa por el dialogo a traves de Pekin al margen del organismo internacional. EEUU ya ha dicho que continuara las negociaciones en otros foros multilaterales, lo que supone una patada mas a la inoperante ONU.

Si a esto le unimos el reciente fracaso del enésimo proyecto de reforma de Naciones Unidas propuesto por Kofi Anan. Para aquellos que pensamos que la ONU aun puede servir como foro mundial creemos que la solución pasa en primer lugar por el recambio de su Secretario General (al borde de acompañar a su hijo a los tribunales por el fraude del programa Petróleo por Alimentos en Irak). Luego, el siguiente paso debe ir en la dirección de que la ONU debe representar ante todo a las naciones libres y que aquel que quiera participar en igualdad de condiciones deberá hacer esfuerzos en unirse a este grupo. Cualquier otro camino supondrá mantener el desprestigio actual de la institución y no contribuirá ha hacer un mundo mas seguro.

______________
[*] 3 potencias nucleares no son parte en el TNPN: Pakistan, India e Israel. Corea del Norte a pesar de ser parte lo incumplio totalmente para conseguir serlo.