¡Visualización óptima de este blog con una resolución de pantalla de 1280 x 1024!

Páginas

LA FRASE

"Los españoles pertenecemos a la categoría de colectivos a los que tradicional e históricamente preocupó mucho más la diferencia de clases y la injusticia socialque las libertades individuales.

Se perdona mal a los ricos y empresarios la ostentación y el agravio, mientras que los funcionarios públicos pueden difundir secretos, realizar escuchas, propagar infamias y otras mil maneras pergeñadas para el abuso del poder."

sábado, diciembre 24, 2005

Así, no.

Discriminación positiva y corrección política en las aulas.

2 comentarios:

Anónimo dijo...

Pues yo soy mujer y no me gusta nada, es más, atenta contra mis principios y mi manera peculiar de hablar el tener por cachavas que decir "ser humano" en lugar de hombre, término, este último, que literariamente es mejor y tiene más calidad, y no lo ven porque son nulines y de cerebro poquito.
Quieren controlarnos el lenguaje para dominar nuestro pensamiento, es una práctica común a todas las dictaduras, que es en lo que se está convirtiendo nuestro país, en una DICTADURA en la que se quiere intervenir en todo lo que hacen los ciudadanos.
Me rio yo de Franco al paso que llevamos, asi de clarito.
Terriblemente indignada por tener que escuchar sandez tras sandez día tras día, pero los "bobos solemnes" no dan para más. Esto esta pasando de ser un problema político a ser un problema de TORPEZA mental. da un poco de grima estar rodeado de tanto lerdín haciéndose el inteligente y pifiándola.

Alberto Neira dijo...

Lo que a mi me sorprende es que la mayoria de las mujeres que conozco no les gusta nada este tipo de medidas pro-igualdad, asi que no se para quien coño legislan estos tipos.

Como son todos una pandilla de incultos, indocumentados, acomplejados,... no paren una idea que no sea absurda e impracticable sin coaccionar la libertad de todo el mundo.

Son el gobierno que menos ha hecho en favor de la mujer, no por pasividad sino por actividad inutil. Como mejor muestra, tenemos un 50% de ministros femininos que son la verguenza de la mujer culta, inteligente y trabajadora que abunda en la España del siglo XXI.