¡Visualización óptima de este blog con una resolución de pantalla de 1280 x 1024!

Páginas

LA FRASE

"Los españoles pertenecemos a la categoría de colectivos a los que tradicional e históricamente preocupó mucho más la diferencia de clases y la injusticia socialque las libertades individuales.

Se perdona mal a los ricos y empresarios la ostentación y el agravio, mientras que los funcionarios públicos pueden difundir secretos, realizar escuchas, propagar infamias y otras mil maneras pergeñadas para el abuso del poder."

sábado, diciembre 24, 2005

Sobre el boicot a los productos catalanes (1 de 2)

Tratare, en las en las próximas líneas, de demostrar 1) por qué es legitima la campaña de boicot contra los productos catalanes y, lo que es más importante, 2) bajo qué condiciones y en qué circunstancias ha de desarrollarse para serlo. Al tiempo intentare 3) establecer una definición de lo que es el boicot, y 4) recopilar algunas informaciones al respecto.

Una cuestión previa: contra qué y contra quiénes va dirigido el boicot.

Una cuestión que hemos de abordar antes de entrar en materia estriba en concretar contra quien esta dirigido el boicot. Para ello debemos remontarnos a los primeros momentos en que se empezó a hablar del mismo.

Un grupo de empresarios catalanes identificados con
nombre y apellidos, y titulares de algunas de las más importantes empresas con sede en Cataluña, firman un manifiesto en apoyo del proyecto de nuevo Estatuto para Cataluña que estaba elaborando en aquellas fechas el Parlamento Catalán. El manifiesto, en realidad una carta dirigida al Presidente de la Generalidad, Pascual Maragall, destaca por la proclama con la que comienza "Volem un nou Estatut", esta fechada el 29 de Agosto de 2005 y fue publicada por la vanguardia del día 31 de Agosto. De inmediato surgen opiniones criticas con este acto. Algunas voces claman como forma de protesta cívica que se deje de comprar los productos de estas empresas como medio de presión sobre las mismas. Ante la perdida de clientela los empresarios matizan su posición diciendo que fueron obligados a firmar la Carta, sin embargo hasta el momento no se han desmarcado abiertamente de la misma, a pesar de que varias plataformas ciudadanas los hayan invitado a hacerlo.

Esto delimita el ámbito subjetivo de nuestro boicot. Porque debe limitarse a estos el boicot es cuestión de sentido común. No puede exigirse a nadie comportamientos heroicos como tampoco puede obligarse a los individuos ni a las empresas a involucrarse en política de forma activa y publica. Si, en cambio, puede exigirse que aquellos que quieran no convertirse en objeto de la política mantengan la neutralidad en el debate publico. Perder la neutralidad significa perder el anonimato en política y someterse a la critica.

Podemos sacar una primera conclusión: extender el boicot a todos los productos y productores catalanes con carácter general, y no individualizado en los
firmantes del manifiesto es injusto.
[*]

¿Qué no es el boicot?

Para contestar a una de nuestras cuestiones principales (que es el boicot)habremos necesariamente de pasar por el
análisis de
"que no es" el boicot.

a) No es un acto de desobediencia civil.

Para algunos el boicot es similar a supuesto de desobediencia civil, legitima desde la ética liberal. Esto no es correcto. La desobediencia civil constituye un acto contra el poder político y el Estado, contra los actos de quien posee el monopolio de fuerza o la fuerza mayor sobre o dentro de un territorio, actos que se consideran injustos. La desobediencia civil no se dirige contra las empresas y sus productos que no son Estado. Es un acto civil, de la sociedad civil frente al Estado, no entre miembros de esa sociedad civil.

La desobediencia civil conviene aclarar no es
juridificable en modo alguno. Ningún ordenamiento juridico la reconoce porque se trata de un acto contra el propio ordenamiento jurídico. Lo mas parecido que hay es la objeción de conciencia (que sí es juridificable). La desobediencia civil es un acto extra-sistema (aunque eticamente legítimo) si queremos llamarlo así. Mi postura es que el boicot del que hablamos es un acto juridicamente legítimo y dentro del sistema.

b) No es un derecho derivado de la soberanía del consumidor en una economía de mercado.

Otra tesis propone el boicot como un derecho de los consumidores de bienes y servicios en una economía de libre mercado. Tampoco es correcta aunque nos adelanta el modelo que vamos a defender en esta anotación. El individuo no esta sencillamente oponiéndose a un determinado producto por sus características o por los modos de la empresa en su distribución o venta, que es lo que constituye su acto de soberanía como consumidor.

El derecho a no consumir lo que no se quiere consumir e incluso a denunciar públicamente determinados productos y productores que puedan afectar negativamente a otros consumidores es una forma legitima de distribuir información en el mercado. No esta en el animo de los
boicoteadores el sancionar a las empresas en el mercado (aunque ese sea un efecto derivado del boicot) sino en hacerla cambiar su apoyo al Estatuto. El acto soberano del consumidor es solo la forma que toma el boicot, pero no se acaba en él. El boicot es, por tanto, algo mas, que le da una legitimidad de la que carecería en una situación normal de mercado.

c) No es un acto contra la libre competencia.

Es también necesario aclarar porque no se trata de un “acto
anti-mercado” o “anti-competitivo que suponga la “vulneración de la libertad de empresa”. Existe la critica de que la actitud de boicot constituye un caso de vulneración de la libre competencia pues el consumidor deja de serlo para convertirse en operador económico. A parte de que el consumidor posee un derecho soberano en el mercado para convertirse en un acto anti-competitivo debería presentar unas características de las que carece nuestra propuesta de boicot.

En primer lugar, es necesario que se constituyan colectivos promotores del boicot, que puedan asumir una verdadera responsabilidad en el mercado. Por ejemplo una Asociación contra los productos Catalanes, o una
web que promoviera el boicot de forma activa. En opinión de algunos juristas y economistas cuando el consumidor adquiere esta cualidad se transforma en operador económico con capacidad para altera la competencia ilegalmente. Es un actor que tiene cierto poder en el mercado pues desincentiva masivamente el consumo de un determinado producto.

Pero para que esto sea cierto será necesario que ejerza una coacción sobre el resto de consumidores, por ejemplo convocando manifestaciones frente a las oficinas y comercios de estas empresas, o mediante la persecución y acoso de los consumidores. Tal actitud convierte el acto de boicot en ilegitimo
[**].

En nuestro caso, hoy por hoy, tal plataforma organizada no existe. Solo hay opiniones particulares, mas o menos extendidas, sobre si es legitimo o no que los individuos dejen de comprar productos que en otras circunstancias si comprarían. Tampoco se cumple el requisito de coacción sobre otros consumidores, quienes no ven impedidos mediante ninguna practica la compra de estos productos. El único sujeto coaccionado podría ser el empresario, del que se precisa que cambie su apoyo al Estatuto. Cuando estudiemos la legitimidad volveremos sobre esta posible coacción al empresario.

____________

[*] Una lista de las empresas vinculadas a los firmantes de la carta ya la reprodujo Daniel es su bitácora, donde también trató el tema. También la tienes aquí.
[**] Desde el derecho de la competencia se ha insistido en el carácter de operador económico con poder en el mercado, sin embargo en mi opinión es en el elemento coactivo sobre el resto de consumidores lo que hace devenir el acto en ilegal. Este tipo de boicot organizado impide comerciar al boicoteado (en este sentido es anti-competitivo) pero no puede demostrarse que el consumidor coaccionado vaya a comprar al competidor, por ello, lo verdaderamente importante es el efecto sobre el consumidor y no sobre las empresas.

17 comentarios:

Anónimo dijo...

Podrías empezar por no boicotear la lengua española, se esctribe:

Por qué es legítima

Nairu.

Anónimo dijo...

Trataré
Análisis
Contra quién

Llevan tilde.

Anónimo dijo...

Podría seguir pero es mejor que vuelvas a tu pueblo y acabes la EGB.

Anónimo dijo...

Bajo qué condiciones
Intentaré
está dirigido
está fechada
críticas
pública
lo más parecido
es sólo la forma
algo más
ilegítimo
sí comprarían
práctica.

¡ VIVAN LOS PRODUCTOS CATALNES !

Perot lo Lladre dijo...

Es mentira que vuestro boicot se limite a los de "la lista" porque en la practica se extiende a todo lo que huela remotamente a catalan y vosotros lo sabeis (el famoso cartel de Alcampo no especificaba marcas).

Vuestro boicot es racista porque discrimina por razon de origen etnico. No se diferencia en nada del boicot nazi a las tiendas judias, con marcas en los escaparates incluidas. Hasta teneis vuestro Goebbels particular, el bueno de Federico, y vuestro Der Stürmer, El Mundo que promocionan hipocritamente este acto racista.

Seguis la misma tactica que los reyes catolicos cuando expulsaron a los judios : primero se perdonaba a los que renegaran de su religion (que es el equivalente a "renunciar" al estatuto), pero despues los llevaron a la hoguera porque no se fiaban de los conversos.

Pero que se puede esperar del pais formado por los Reyes Catolicos, con su racista aspirante a Santa, y donde, aun hoy, el seleccionador nacional de futbol llama a un jugador "negro de m..." ante la aprobacion general de los miles de fans que desde la grada imitan al mono cada vez que un jugador de color toca el balon y no pasa nada.

En un pais civilizado gente que predica actos racistas como es el caso de quien ha abierto esta columna estarian en la carcel o callados como tumbas. En la Nueva España democratica son lideres sociales. Esto dice mas de los españoles reales que todas las historietas de ciencia-ficcion que pretenden demostrar lo democraticos quesois desde quemurio vuestro Caudillo.

Ágora dijo...

Se dice "catalanes", maestro Ciruela.

Lo que os gustaría que estuviéramos en la cárcel, o callados como "tumbas". Cómo se os ve el plumero.

Anónimo dijo...

Desde cuando el catalán es de diferente etnia que el español. Otros flipados del rh, los adoradores de tribus sois todos iguales

Mónica dijo...

Mi soberanía de consumidora consiste en comprar o dejar de comprar lo que me de la gana basándome en los criterios que me salga de las narices.

La satisfacción subjetiva que yo pueda obtener de mis compras es asunto mío, y además no siempre tiene por qué tener relación ni con el precio ni con la calidad. Por ejemplo, ya me puede a mí venir Polanco con el mejor producto al mejor precio, que se lo voy a comprar por las que hilan. Bueno, pues esto es igual.

Perot lo Lladre dijo...

Anonymous, como noto que es usted un perfecto ignorante le ilustrare haciendole saber que actualmente la palaba "etnia" no equivale a "raza" sino que tambien se consideran etnias aquellos grupos humanos caracterizados por religion (como los judios), idioma o cultura (como los catalanes), y otros.

De nada.

Alberto Neira dijo...

Por partes:

1 ) Vamos a ver, al "filologo" Nairu que me pone pegas a la ortografía.
"Poque es legitimo" no es una oración interrogativa, en cuyo caso se escribiría "¿Por qué es legitimo?", sino afirmativa. "Porqué" es el sustantivo y se escribe junto, mi unico fallo esta en no ponerle la tilde.
Respecto a lo demas, se trata de faltas de tildes, falta de ortografía que cometen el 90% de los españoles, no me considero mas especial que los demas.

Ah, y siento decepcionarle al no poder volver a la EGB, pero es que el PSOE se la cargo.

2 ) A Monica: creo que no has entendido mi anotación. Yo como todo liberal estoy a favor del concepto de soberanía del consumidor. Cada uno compra lo que le da la gana y no compra idem. Pero con el boicot me estoy refiriendo al acto de "promover y expresar publicamente la idea de no comprar productos catalanes". En eso, el argumento de la sobernía del consumidor es insuficiente para explicarlo, justificarlo y hacerlo legítimo.
La soberania del consumidor en el mercado justifica la denuncia de productos del mercado por las condiciones del mismo o de su produccion, pero no otros tipos de boicot politicos como es el que nos ocupa.

En la segunda parte de la anotación resolveré esta cuestión, menos compleja de lo que parece, para sorpresa de mucho pseudodemocrata que anda suelto.

3 ) Al señor Perot lo Lladre: Me da absolutamente igual lo que crea, pero yo he dejado claro que el boicot se debe limitar a aquellos productos y productores que se han manifestado públicamente a favor del Estatut para ser legitimo y justo desde la optica liberal. Si usted no es liberal no lo entenderá.

De otro lado, si otros bloggers, de red liberal o no, promueven el boicot contra todo producto de origen o produccion catalana estaran actuando, en mi opinión, injustificadamente. Mi posición es racional, no pasional, de ahi la necesidad de aclarar la cuestión con esta anotación en dos partes.

Alberto Neira dijo...

Mas para el señor perot:

Yo no soy el que va repartiendo carnets de españolidad. Se, en cambio, de otros que si van repartiendo carnets de catalanidad.

Todo catalan es español por mucho que le moleste al nacionalismo. El nacionalismo opina que ser ambas cosas es incompatible. Quien de los dos se parece mas a los nazis. Para Hitler ser aleman y judio era incompatible.

Que yo sepa el unico lugar de España donde se persigue a las tiendas de venta al publico (como las de los judios durante el nazismo) es Cataluña, donde te sancionan por no rotular en catalan. Y si te quejas a la administracion tendras que rellenar el formulario en catalan. Y si vas al juzgado, y al juez le sale de la punta de la nariz no hablarte en castellano, pues te dan viento fresco.

La unica parte de España donde la delacion es legal es Cataluña. Los alemanes denunciaban anonimamente a sus vecinos cuando estos intentaban ocultar su ascendencia judia o ayudaban a los judios. En Cataluña al que es mal catalan se le puede denunciar sin peligro de que tu nombre salga a la luz.

Finalmente, si uno se ha aburrido de tanto catalanismo y quiere irse de putas o comprarse un cd pirata, pues resulta que el ayuntamiento va y te multa.

Como se nota la libertad de Cataluña y el nazismo españolista.

Anónimo dijo...

Consumo ético

José García Domínguez

http://www.libertaddigital.com/opiniones/opi_desa_37004.html

Fue Francesc Pujols, aquel entrañable orate de los tiempos del cuplé, quien auguró la llegada del luminoso amanecer a partir del cual las cosas saldrían gratis total con sólo decirse nacido en Cataluña. "Muchos catalanes se pondrán a llorar de alegría y se les deberán secar las lágrimas con un pañuelo. Porque, siendo catalanes, vayan donde vayan, todos sus gastos les serán pagados. Al fin y al cabo, y pensándolo bien, valdrá más la pena ser catalán que multimillonario", anunció en su día el filósofo ampurdanés.

He ahí la razón última de que Ramon Bagó, ese machote al que Pepe Montilla ha encomendado la promoción turística de Cataluña, haya incluido a la delegación española en la sección de expositores extranjeros en el Salón Internacional del Turismo de Barcelona. Y es que el tal Bagó anda convencido de que también su coñita le va a salir gratis. Que no otra, barrunta para sus adentros, es la gracia de saltar de Pujol –nuestro héroe ya fuera director general de Turismo con CiU- a Pujols.

Mas sirvámonos de esa simpática anécdota del bueno de Ramon para acometer una reflexión en profundidad sobre las innegables virtudes del comercio solidario. Porque el pobre Bagó, que padece en lo más hondo cada vez que alguien lo toma por español, carga, a mas a mas, con la pesada cruz de presidir un holding de 57 empresas que facturan todas ellas, ¡ay!, en su denostado Estado español. Grupo Sehrs se llama el emporiete de nuestro sufrido Ramon, y extiende sus actividades desde la hostelería y la restauración hasta el turismo y la sanidad.

Repare por un instante el consumidor responsable en el desgarro moral, en la herida íntima, en la ofensa infinita que, sin saberlo, procura al desdichado de Ramon cada vez que adquiere en el súper un producto del Grupo Serhs tomándolo por español. Y piense a continuación en cómo un pequeñísimo esfuerzo, un simple testimonio de solidaridad, de respeto a la alteridad, de reconocimiento a esa sensibilidad diferencial que encarna Ramon podría aliviar el inmenso daño que, inconscientemente, le venimos procurando entre todos.

Cuánto dolor innecesario, inútil, baldío se evitaría con el simple gesto de reconocer que los bienes y servicios que comercializa el Grupo Serhs proceden de un fabricante extranjero . ¿Acaso no fue el mismísimo Aristóteles el que prescribió que la única condición para que uno llegue a ser virtuoso consiste en actuar siempre como si ya lo fuese? ¿Y no constituye el consumo ético un imperativo categórico de la nueva moral civil que exigen los tiempos? Pues bien hará en reflexionar sobre todo ello el comprador prudente –y español– antes de echarse alegremente la mano a la cartera para volver a ofender sin necesidad al tal Ramon Bagó. Es de justicia.






Una cosilla ¿Y qué empresas tiene ese grupo?
Simple curiosidad

http://www.serhs.es/

Anónimo dijo...

http://blogs.periodistadigital.com/votoenblanco.php/2007/05/14/cataluna_necesita_una_gigantesca_operaci

Cataluña necesita una gigantesca operación de imagen

En vísperas de la Expo 92, en la década de los ochenta del pasado siglo, en una visita de Jordi Pujol a Sevilla, el entonces presidente de la Generalitat reconoció ante José Rodríguez de la Borbolla, por entonces presidente de la Junta de Andalucía, que Cataluña, con su imagen ya muy deteriorada, necesitaba desplegar una ofensiva de encanto en España e invertir muchos miles de millones de pesetas en una operación de imagen.

Aquella gran inversión que el President creía necesaria, nunca se hizo porque los sucesores de Don Jordi fueron más arrogantes y torpes y optaron por estimular un nacionalismo altivo e insolidario.

Hoy, Cataluña sigue necesitando una gigantesca operación de relaciones públicas que le permita mejorar su imagen en el resto del territorio de España, que es su principal mercado, donde su imagen está por lo menos seis o siete veces más deteriorada que en aquellos lejanos tiempos de la década de los ochenta del pasado siglo, cuando Cataluña ya empezaba a detectar el retroceso de su prestigio e imagen y la necesidad de potenciarla ante los consumidores para salvar su industria y comercio.

La imagen de Cataluña es hoy la peor de España, más deteriorada, incluso, que del País Vasco. Es la única comunidad española que padece un boicot sistemático y creciente a sus productos y, lo que es más grave, un boicot que es entendido por los ciudadanos como una práctica democrática de defensa cívica frente a abusos catalanes como los que han quedado plasmados en el Estatut recientemente aprobado, ley que ha hecho retroceder demasiados enteros la imagen de la Catuluña en España y de manera quizás irrecuperable.

Tengo un amigo catalán, que es experto en comunicación y dueño de una importante empresa del sector de la publicidad. Él calcula que el costo de la campaña de relaciones públicas que Cataluña necesita para neutralizar su pésima imagen en España sería tan alto que no podría ser asumida ni siquiera por la propia Generalitat. Y lo peor de todo es que los resultados de esa campaña gigante, si llegara a realizarse, siempre serían inciertos porque el deterioro de la imagen de Cataluña es demasiado profundo y bien incrustado el alma de los consumidores.

La campaña de imagen que Cataluña necesita requiere un gran esfuerzo técnico de imaginación y creatividad, además de inversiones masivas en publicidad, exposiciones, conferencias en foros cívicos, visitas de personajes, jornadas de estudio, conciertos, folletos, libros, produciones audiovisuales, gestos y declaraciones de amistad por parte de catalanes conocidos y otras muchas actuaciones.

La imagen de Cataluña es bastante peor que la que sufre el País Vasco, también deteriorada, a pesar de que en Euskadi hayan recurrido al terrorismo y a la violencia para dirimir sus disputas con España, y de que ETA haya sembrado de cadáveres todo el territorio español. Los consumidores, en el caso vasco, distinguen entre vascos buenos y vascos malos, entre terroristas y demócratas, mientras que el el caso de Cataluña la mala imagen y el rechazo es más profundo y generalizado, alcanzando con su onda expansiva a todo lo que significa Cataluña.

El País Vasco cuenta con personas queridas y valoradas en España, como Rosa Diez o Redondo Terreros, o con instituciones valoradas, como el Foro de Ermua, mientras que no existen en Cataluña.

"Nuestra imagen --afirma mi amigo catalán--, en parte merecida y también inmerecida, es consecuencia, sobre todo, de errores políticos. Es una imagen de nuevos ricos arrogantes, oportunistas, insolidarios y hasta racistas, que han roto la igualdad y la solidaridad, que quieren ser superiores a los demás y que han ofendido y despreciado gravemente a los ciudadanos del resto del Estado. Es una imagen que, probablemente, no tenga cura utilizando los médios profesionales y técnicos disponibles. Quizás haya que esperar dos o tres generaciones para que el antiguo aprecio y la admiración por lo catalán se restablezcan en España".

Anónimo dijo...

La bandera de ESPAÑA no ondeará EN LA CAPITAL DEL CAVA CATALAN

"BOICOT" a la bandera Constitucional de todos los Españoles en la capital catalana del Cava



http://www.libertaddigital.com/noticias/noticia_1276314092.html

La bandera española no ondeará en Villafranca del Penedés gracias a los mismos que queman fotos del Rey

El PSC ha permitido, con su abstención, que los independentistas del CUP –grupo convocante de la manifestación de Gerona en la que se quemó un retrato del los Reyes– tumbasen una moción del PP que pedía que ondease la bandera española en el Ayuntamiento. Al final se aprobó una enmienda para que sólo ondee la catalana en un pleno interrumpido por los gritos de decenas de independentistas. El juez Pedraz, por su parte, ha identificado al segundo de los encapuchados que quemó la imagen de los Reyes. La Casa del Rey subraya que estos incidentes son "un ataque a la unidad de España" .

Anónimo dijo...

dejar un producto en la estantería del supermercado y comprar el de al lado porque lo preferimos ¿ es por sí mismo un boicot al producto que no compras?

Es decir ¿si dejo un yogur Asturiano en la estantería y compro uno Catalán

( además imaginemos que es en Cataluña y casi le estuviesen metiendo por las narices al consumidor los cartelitos de Producte catalá, con la banderita catalana )

¿le estoy haciendo el boicot a LO ASTURIANO?

¿O es libertad de elección como consumidor?

Pues si cuando se vende menos Asturiano nadie monta ningún pollo ¿por qué puñetas se arma cuando se compra menos Catalán?

¿Es que hay que comprar Catalán por narices?

¿Es que los Asturianos, Extremeños, Murcianos, etc. no tienen derecho a intentar que les compremos sus productos?

Es muy interesante que últimamente haya en el super marcas nuevas de productos muchos de provincias ( Segovia, Soria, Cáceres, etc. ) y regiones modestas que empiezan a tener un hueco en el estante y ese hueco en el estante se traduce, en otras palabras, en empezar a tener una oportunidad en el mercado

Bien por los cavas de Extremadura o los vinos espumosos de Castilla y León, que buena falta que les hace a estas tierras, que son más pobres que otras, tener empresas y un mayor desarrollo económico.
¿La situación ha de ser necesariamente que haya un polígono industrial en Cataluña y el resto de España, si queda algo, hecho un erial sin industrias?

Por mi parte, prefiero lo de darle una oportunidad a los demás y mirar las etiquetas antes de comprar.

Anónimo dijo...

Un juzgado ordena bloquear el acceso a nueve páginas web críticas con el nacionalismo catalán

Un juzgado de Barcelona

www.libertaddigital.com/noticias/noticia_1276318046.html

[...]Mientras, en la red operan diversas páginas promovidas por asociaciones independentistas radicales, en las que se denigran símbolos e instituciones españolas, se promueve el boicot a todo lo español e incluso se amenaza a políticos y periodistas que no se pliegan a la imposición nacionalista. No obstante, por razones técnicas es improbable que la orden sea cumplida por los proveedores españoles.

LD (V. Gago) El Ministerio de Industria ha dictado el pasado 13 de noviembre una orden, a la que ha tenido acceso Libertad Digital, dirigida a los proveedores de acceso a Internet y transmisión de datos. El Gobierno les insta a bloquear nueve sitios web, alguno de ellos ya inactivo, críticos con el nacionalismo catalán. En algunos se promueve el boicot contra productos de esta región.[...]
Según fuentes consultadas por Libertad Digital, la decisión del juez tiene su origen en una demanda interpuesta por la Cámara de Comercio catalana hace más de un año contra diversas páginas web que incluían listas de productos catalanes y alternativas de otras empresas de fuera de dicha región, aunque algunas de ellas no hacían llamamientos explícitos a boicot alguno.

---------------------------------------------------

(01-11-2005) COMPREU Y NO COMPREU: La Generalidad subvenciona un boicot catalanista

www.libertaddigital.com/noticias/noticia_1276315583.html

La campaña lleva tres años y está promovida por Omnium Cultural, en concreto desde su delegación de Anoia, tierra de cavas. Consiste en ofrecer cada semana una lista de los productos que deben comprarse y los que merecen "boicot activo" por no primar su etiquetado en catalán. El boicot se difunde y controla a través de una web –compraencatala.org– y es válido para los “Países catalanes”, una ficción que incluye Andorra, Valencia y Baleares. Omnium recibió sólo en 2005 una subvención de la Generalidad por valor de 548.000 euros, más de 90 millones de las derogadas pesetas.

Anónimo dijo...

¿Si voy a la estantería del supermercado y compro un producto murciano o asturiano en lugar de uno catalán eso es "boicot"?

¿Tiene los asturianos o los murcianos "derecho" a intentar que el consumidor les compre sus productos o hay que comprar catalán por pelotas?