¡Visualización óptima de este blog con una resolución de pantalla de 1280 x 1024!

Páginas

LA FRASE

"Los españoles pertenecemos a la categoría de colectivos a los que tradicional e históricamente preocupó mucho más la diferencia de clases y la injusticia socialque las libertades individuales.

Se perdona mal a los ricos y empresarios la ostentación y el agravio, mientras que los funcionarios públicos pueden difundir secretos, realizar escuchas, propagar infamias y otras mil maneras pergeñadas para el abuso del poder."

domingo, febrero 27, 2005

Nociones básicas sobre liberalismo (1)

Hola a todos. Aunque me gustaría mantener un ritmo mayor de publicación las diversas obligaciones personales me lo impiden. También (en debate conmigo mismo), he llegado a la conclusión de que prefiero calidad a cantidad (o al menos, que me quede un buen sabor de boca sobre lo que escriba). Mientras preparo algunas anotaciones sobre temas actuales dejo caer una pequeña introducción al liberalismo. Varios conocidos me lo han pedido, y uno de los motivos por los que creé esta bitácora era el de difundir el pensamiento liberal. Pues bien, aqui esta.

El liberalismo (o libertarismo en los EEUU) es una corriente ideológica cuyos origenes se remontan al siglo XVII y el periodo de la Ilustración, aunque muchas de sus ideas tengan eco en épocas históricas anteriores, no tomara cuerpo como doctrina unitaria hasta ese momento, con las obras de Locke, Montequieau, Adam Smith, y otros muchos autores. El principal fundamento del liberalismo es la creencia en que el valor libertad es el valor ideal más importante, antes (aunque no excluyentemente) que otros valores como la Igualdad y la Seguridad, por ello toda manifestación del liberalismo en los diferentes campos de pensamiento (Economía, Derecho, Política,...) estará encaminada a defender dicho valor.

En la base del pensamiento liberal esta el individualismo, la convicción de que el objeto primero y ultimo del ser humano es su libre desarrollo como individuo, sin que pueda existir coacción alguna por parte de otros individuos o colectivos a la hora de tomar decisiones que le afecten personalmente. En este punto el liberalismo tiene ciertas conexiones con el pensamiento anarquista, sin embargo el posterior desarrollo de los principios liberales separara ambas concepciones.

Donde primeramente encontramos diferencias es que la libertad individual tiene un limite, y ese limite es la libertad individual de las demás personas. Si uno quiere no ver atacada su libertad debe en contraprestación no violentar la ajena sin consentimiento. Si de dos personas una violenta la libertad del otro otorgara al afectado legitimación para proceder en su defensa por los medios que considere necesarios y suficientes para restablecer su libertad, incluida la merma o reducción de la libertad del violador. Lo anteriormente explicado es bastante abstracto sin embargo una vez aplicado a casos concretos, una vez le demos un contenido material, sea mas fácilmente entendible el pensamiento liberal. Este contenido material del liberalismo son los derechos individuales: el Derecho a la Vida, a la Propiedad, a la Libertad de Conciencia y Pensamiento, así como a la Libertad de Expresión, y la Libertad Religiosa. Especialmente estos derechos son la base sobre la que los filósofos liberales construyeron el sistema liberal.

En la base del sistema liberal esta el individuo. Pero para poder desarrollarse plenamente como tal necesita de la interacción con otros individuos. Por supuesto nada impide que uno elija vivir como un ermitaño (es su derecho) sin embargo el liberal encuentra más enriquecedor el entrar en contacto con otros individuos. Acusar al liberalismo de despreciar las relaciones sociales y la vida en comunidad es una visión sesgada e interesada que no se ajusta a la realidad. Así, el liberalismo concede gran importancia a la sociedad como el lugar en que los individuos pueden ver desarrollados en mayor plenitud sus derechos individuales.

El liberal concibe la sociedad como una suma de individuos que cooperan entre sí para conseguir sus fines propios e individuales. La persona se guía por tanto por egoísmo: la voluntad de satisfacer sus propias necesidades vitales y fines personales. A pesar de lo que algunos se empeñen en criticar, el egoísmo no es bueno ni malo, no es sujeto de calificación moral, sino un hecho objetivo. Las sociedades han evolucionado y se han desarrollado mas y mejor guiadas por el egoísmo individual de cada uno de sus miembros que por el supuesto altruismo de sus principales dirigentes. Entonces, ¿el liberal no tiene moral? No, todo lo contrario. Cada individuo es dueño de su propia moral, autónoma y libremente elegida, y la sociedad (el resto de individuos) no puede sentirse legitimada para imponerle otra distinta. ¿Quiere decir esto que no existe una moral general liberal? Tampoco, precisamente la “moral” liberal es aquella que surge del respeto a la libertad y a los derechos individuales. El egoísmo es el “motor” de los seres humanos, no una excusa para conculcar los derechos individuales de los demás. La esclavitud, el racismo, la violencia innecesaria o el machismo, son comportamientos morales despreciables que no encontraran hueco en una sociedad libre. Al contrario, los derechos humanos, la familia, la lealtad, la amistad, el esfuerzo, la tolerancia, (por poner solo algunos ejemplos) son valores importantes para los liberales, su mera existencia y reivindicación en las sociedades actuales no hubieran sido posibles sin el liberalismo.