¡Visualización óptima de este blog con una resolución de pantalla de 1280 x 1024!

Páginas

LA FRASE

"Los españoles pertenecemos a la categoría de colectivos a los que tradicional e históricamente preocupó mucho más la diferencia de clases y la injusticia socialque las libertades individuales.

Se perdona mal a los ricos y empresarios la ostentación y el agravio, mientras que los funcionarios públicos pueden difundir secretos, realizar escuchas, propagar infamias y otras mil maneras pergeñadas para el abuso del poder."

jueves, noviembre 17, 2005

Los cinco puntos de la politica antiterrorista estadounidense

Nota del autor de la bitácora: el presente texto es un extracto del discurso del presidente Bush leido el pasado 14 de noviembre ante los militares y familiares de la Base de la Fuerza Area de Elmendorf en Anchorage, Alaska. El texto completo en castellano en WhiteHouse.gov. Las alteraciones a la edicion original son mias.


Blockquote(...) No pedimos esta lucha mundial, pero estamos respondiendo al llamado de la historia con confianza y con una estrategia global para ganar esta guerra.

1. Detener a las redes terroristas antes de que actúen contra intereses norteamericanos.

En primer lugar, estamos decididos a evitar los ataques por las redes terroristas. al proteger el territorio nacional y trabajar con nuestros aliados para destruir a las redes terroristas e incapacitar a sus líderes. Con nuestros aliados de la coalición, hemos interrumpido una variedad de conspiraciones terroristas serias por Al Qaida desde el 11 de septiembre, entre ellas varias conspiraciones aquí dentro del país. Nuestra coalición contra el terrorismo ha permanecido a la ofensiva. Hemos eliminado o capturado a casi todos aquéllos directamente responsables por los atentados del 11 de septiembre. Hemos eliminado o capturado a varios de los lugartenientes de más alto rango de bin Laden, entre ellos el hombre que planificó el ataque contra el USS Cole. Hemos eliminado y capturado a al Qaida y administradores y agentes de al Qaida en países en todo el mundo. Seguimos yendo tras ellos. Mantendremos la presión contra esa gente. No aplacaremos hasta que las redes del terrorismo que nos amenazan sean expuestas y desbaratadas, y se haga que sus líderes rindan cuentas por sus asesinatos.

2. No proliferación de armas de destrucción masiva.

El segundo lugar, estamos decididos a negarles el acceso a armas de destrucción masiva a los regímenes al margen de la ley y a sus aliados terroristas que las usarían sin duda alguna. Trabajando con Gran Bretaña, y Pakistán y otras naciones, hemos
expuesto y desbaratado una operación importante del mercado negro con tecnología nuclear dirigida por A.Q. Khan. Libia ha abandonado sus programas de armas químicas y nucleares, como también los proyectiles balísticos de largo alcance. Y durante el año pasado, Estados Unidos y nuestros aliados en la Iniciativa de Seguridad contra la Proliferación han detenido más de una docena de envíos de tecnología sospechosa de armas, incluido equipo para el programa de proyectiles balísticos para Irán
. Continuaremos negándoles a los hombres más peligrosos del mundo las armas más peligrosas del mundo.

3. Política internacional dura con las naciones que amparan o colaboran con el terrorismo.

En tercer lugar, estamos decididos a negarles a los grupos radicales el apoyo y la protección de los regímenes al margen de la ley. Por lo que he presentado una doctrina clara: Estados Unidos no hace distinción alguna entre aquellos que cometen actos de terrorismo y aquellos que respaldan y protegen a los terroristas porque son igualmente culpables de asesinato. Cualquier gobierno que opte por ser un aliado del terrorismo, opta también por ser un enemigo de la civilización. y el mundo civilizado hará que dichos regímenes rindan cuentas.

4. Acabar el trabajo en Irak y Afganistán.

Cuarto, estamos decididos a negarles a los militantes el control de cualquier nación, la cual usarían como sede y punto de inicio de actividades terroristas. Esta misión ha producido responsabilidades nuevas y urgentes para todo el personal uniformado. Las tropas estadounidenses luchan de lado de nuestros aliados afganos contra los restos del Talibán y sus aliados de al Qaida. Y luchan de lado de iraquíes valientes contra los restos de un régimen y una red de terroristas que quieren detener el avance de un Iraq libre. Nuestro objetivo es vencer a los terroristas y sus aliados en el centro de su poder, por lo que venceremos al enemigo en Iraq.

Al seguir a los terroristas, tenemos una estrategia para el futuro. Nuestros militares ayudan a entrenar a las fuerzas de seguridad de Iraq para que puedan defender a su pueblo y llevar la lucha donde el enemigo. Y estamos alcanzando logros continuos. Cada vez, se montan más y más fuerzas iraquíes, y los militares de Iraq obtienen nuevas destrezas y confianza. En el momento de nuestras operaciones en Faluya apenas hace un año, sólo luchaban unos cuantos batallones del Ejército de Iraq. Ahora, casi 90 batallones del Ejército de Iraq luchan contra los terroristas de lado de nuestras fuerzas. Los soldados estadounidenses e iraquíes realizan ataques importantes para despejar a los combatientes enemigos de Bagdad y otras regiones de Iraq. La policía y las fuerzas de seguridad de Iraq ayudan a despejar a los terroristas de sus baluartes, se aferran a las zonas que hemos despejado y evitan que el enemigo regrese.

Nuestra estrategia se puede resumir de la siguiente manera: En la medida que los iraquíes se defiendan, nosotros nos retiraremos. Y cuando nuestros comandantes en el terreno me digan que las fuerzas de Iraq pueden defender su libertad, nuestras tropas vendrán a casa con el honor del que se han hecho merecedoras. (Aplausos.) Y la segunda parte de nuestra estrategia es una estrategia política. Los iraquíes están alcanzado logros inspiradores en su camino a forjar una democracia. Hace un mes, millones de iraquíes acudieron a las urnas para votar sobre una constitución que garantiza las libertades fundamentales y sienta las bases de una democracia perdurable. En unas cuantas semanas, los iraquíes volverán a votar, para elegir un gobierno plenamente constitucional para que los dirija durante los próximos cuatro años. Este país alcanza logros asombrosos en comparación a los tiempos en que eran oprimidos por un tirano brutal. En dos años y medio, han pasado de la tiranía a elecciones a un gobierno de transición a la ratificación de una constitución a la elección de un gobierno libre. Es un progreso asombroso si uno se pone a pensar.

El pueblo de Iraq está probando su determinación a forjar un futuro basado en la democracia y paz. Y Estados Unidos de Norteamérica los ayudará a tener éxito.

5. Extender la libertad y la democracia por Oriente Medio.

El quinto elemento de nuestra estrategia en la guerra contra el terrorismo es negar reclutas futuros a los militantes al reemplazar el odio y resentimiento por la democracia y esperanza en todo el gran Oriente Medio. Si se deja que en el Oriente Medio aumente la amargura, si los países permanecen en la miseria mientras que los radicales incitan el resentimiento de millones, entonces esa región del mundo será una fuente de conflictos interminables y peligro cada vez mayor. Si se permite que los pueblos de la región escojan su propio destino y avancen por medio de su propia energía y participación como hombres y mujeres libres, entonces los extremistas serán marginados y el flujo de radicalismo violento al resto del mundo se detendrá. La historia ha probado que las naciones libres son naciones pacíficas, y que las democracias no luchan contra sus vecinos. Al promover la esperanza de la libertad y democracia para otros, hacemos que nuestra propia libertad sea más segura(...)

George W. Bush"